lunes 20 de enero, 2020

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Política

Norambuena y Urruticoechea apuntan a leyes y proyectos que resguarden la seguridad en el país

El diputado de la UDI, valoró la aprobación de la ley que penaliza los saqueos, las barricadas y los actos que alteran la paz pública, mientras que el representante de RN aseguró que es fundamental una reformulación a la Agencia Nacional de Inteligencia, ANI.


 Por Benjamín Ahumada

Marcha

El estallido social que comenzó el 18 de octubre ha tenido dos caminos en las calles de Chile. El primero ha sido respetado y ha remecido el mundo político, a tal punto que desde un concejal hasta el mismo Presidente de La República se ha asumido la desigualdad y la fuerte crítica a la clase gobernante. El segundo, el más doloroso, la violencia.

Los saqueos, el vandalismo, los incendios y hasta la fuerza excesiva ejercida desde los organismos de seguridad del Estado han dado cuenta de una violencia contenida que ha horrorizado al país y que ha puesto en extremos distintos a las personas de ideología más radicales.

El actuar de Carabineros y militares, que hoy es investigado en tribunales y criticado por los organismos de Derechos Humanos en Chile y el mundo, también dejaron en evidencia un problemas en la Agencia Nacional de Inteligencia, la que de inteligente carecía mucho, pues no pudo prever lo que vendría.

ANTISAQUEOS, BARRICADAS Y PAZ PÚBLICA

La Cámara de Diputados aprobó la ley que penaliza los saqueos, las barricadas y los actos que alteran la paz pública. En este sentido se considerará delito a todas las personas que incurran en estas acciones en situaciones excepcionales como son desastres naturales y desórdenes que alteren la paz pública en el país (post manifestaciones pacíficas).

En este sentido el diputado de la UDI, Iván Norambuena, dijo que a partir del estallido social se “ha dado ocasión a una serie de acontecimientos que han tenido por protagonista la violencia. La comisión de delitos ha sido habitual en este tiempo, lo que nos ha llevado a plantear seriamente medidas de drásticas para enfrentarlo, ya sea por vía de declaración de estados de excepción constitucional, así como la configuración de nuevas hipótesis penales y el aumento de penas para determinados delitos”.

El representante gremialista del distrito 21 también resaltó que el saqueo, en los marcos que explica la ley que pasó al Senado para su segundo trámite legislativo, pasó a ser un delito “en este último caso, particular relevancia cobra la creación de un tipo penal de saqueo, por las especiales características que reviste el delito y que en la actualidad sólo se considera como robo en lugar no habitado, con una sanción sin efecto real alguno”.

Por lo mismo el representante distrital aclaró que “hay una serie de hechos que quedan impunes por ser ciertos tipos penales de difícil aplicación. Sin embargo, este proyecto permitirá perseguirlos, protegiendo efectivamente el bien jurídico del orden público y la paz social”.

Así entonces, si el proyecto sigue avanzando en el Congreso y llega a convertirse en Ley de la República, esta permitiría “dar una herramienta más al Ministerio Público para que sancione estos actos delictivos que se dan en situaciones excepcionales, donde ciertos individuos o grupos se aprovechan de una situación particular que vive el país para destruir, robar y provocar daños tanto en grandes empresas como en pequeños locales comerciales”, dijo el diputado de la UDI, Iván Norambuena.

LA NECESIDAD DE REFORMAR LA ANI

La Agencia Nacional de Inteligencia ha sido una de las instituciones de seguridad más golpeadas tras el estallido social de nuestro país.

A los pocos días de comenzada la crisis la ANI fue duramente criticada por todos los sectores políticos, a tal punto que su director, Luis Masferrer, debió dejar el cargo tras la petición de La Moneda.

En este punto es fundamental indicar que esta Agencia es un servicio público “centralizado, de carácter técnico y especializado” y cuyo objetivo principal es producir inteligencia para asesorar al Ejecutivo en la conducción del Estado.

La crisis de esta agencia es tan grande que el Ejecutivo está planteando una reformulación al Sistema de Inteligencia del Estado (SIE), el que buscará entregar mayores atribuciones a la Agencia Nacional de Inteligencia, a fin de anticipar las crisis y que dentro de los próximos días se discutirá en el Congreso.

Ante ello, un grupo de parlamentarios donde está el diputado del distrito 21, Cristóbal Urruticoechea, aprueban el debate.

Así entonces, el diputado de Renovación Nacional sostuvo que es primordial empezar a debatir en relación al sistema que el país requiere, para que situaciones de vandalismo y violencia no vuelvan a suceder.

“Debemos trabajar pensando a futuro, profesionalizando aún más el sistema, para determinar rápidamente las alertas pertinentes y entregar todas las garantías al país para resguardar la seguridad y mejorar la inteligencia estratégica, la que determinará los acontecimientos que irán a pasar”, dijo Urruticoechea.

En paralelo, el representante distrital valoró la llegada de Gustavo Jordán a la ANI, destacando sus capacidades de gestión y experiencia.

“La ANI tuvo un cambio hace algún tiempo y ahora cuenta con Gustavo Jordán, por lo que espero que con su llegada se generen las modificaciones necesarias para realizar una reforma al sistema para los tiempos que estamos viviendo”, manifestó Urruticoechea.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
NorambuenaseguridadUrruticoechea

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes