miércoles 22 de mayo, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Política

Pehuenches de Alto Biobío exigen en Santiago la propiedad de las aguas ancestrales


 Por Benjamín Ahumada

4.1 alto biobío pehuenche la moneda santiago

La segunda semana de abril, el Instituto Nacional de Derechos Humanos dio a conocer un estudio realizado en Alto Biobío, cuyas principales conclusiones apuntaban al olvido del Estado chileno con la nación Pehuenche.

Ese mismo texto decía que no había salud, caminos ni educación pertinente, es decir, todo se hizo pensando en chilenos y no en la calidad de un pueblo que ha vivido eternamente en la cordillera, usando como parte de su cosmovisión, todos los recursos naturales para sobrevivir.

Por lo mismo, gobierno tras gobierno, desde la pacificación de La Araucanía, sus líderes y autoridades han insistido de diversas formas para recuperar, por ejemplo, el agua, cuyos derechos, están hoy, en manos de transnacionales y de canalistas o agricultores, pero en ningún caso de ellos.

Buscamos un equilibrio: “ancestralmente siempre se ha estado solicitando la protección de los recursos naturales para poder permanecer como territorio, como pueblo, como Che como Pehuenche y, por supuesto, que va acompañado de proyectos y programas que van a beneficiar el desarrollo de nuestra comuna de Alto Biobío”, dijo el alcalde de Alto Biobío, Nivaldo Piñaleo.

LA ESTRATEGIA DEL SIGLO XXI
Durante los últimos años, las autoridades pehuenches han llevado cartas hasta la oficina de partes de La Moneda, con el fin de que el Presidente de turno, acoja sus demandas y les ayude en los procesos de recuperación de la propiedad  ancestral del agua.

El alcalde Piñaleo fue recibido por el Ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno.

Esa estrategia ha evolucionado y hoy más de 40 personas han llegado al centro político del país, Santiago, para reunirse con la directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos y con los presidentes del Senado y de la Cámara de Diputados, no sólo para presentar su demanda histórica, sino que también para pedir el apoyo en su lucha.

Con el INDH es más fácil, ellos ya comprobaron en terreno que los derechos de este pueblo han sido vulnerados sistemáticamente por nuestro Estado.

En este sentido, la directora del organismo autónomo, Consuelo Contreras señaló que “el alcalde y las autoridades de las comunidades nos vinieron a plantear las dificultades que viven en la comunidad, principalmente el problema del agua, que es un problema que nosotros constatamos cuando hicimos la visión el mes pasado”.

Así, la petición Pehuenche fue acogida y considerada grave por la autoridad: “para nosotros es una situación muy grave, porque como bien decían las personas que estuvieron en esta reunión, el agua es básica para la vida, les impide acceder a programas del Estado, como los programas de Indap; les impide cultivar las tierras, les impide tener alimentos para los animales, pues son un pueblo ganadero. Acogemos con mucha fuerza los planteamientos que nos hicieron, para también nosotros hacerlas, en las distintas instancias”.

De hecho, en sus justificaciones para tomar partido con la causa indígena, Contreras explicó que: “cuando nosotros fuimos a Alto Biobío vimos una ausencia casi absoluta del Estado, en materia de salud, de educación, de comunicación, de caminos y de transportes. Creemos que la comuna de Alto Biobío está absolutamente abandonada por parte del Estado, no hay presencia del Estado en adelanto y desarrollo para la comuna”, detalló la titular del INDH.

Una vulneración de todos los derechos de un pueblo originario, según expresó la diputada Johana Pérez: “yo creo que en Chile se vulneran los derechos y las convenciones internacionales que tienen que ver con los pueblos originarios”.

INFORME NO VINCULANTE

El informe que emita el INDH solo es eso, un documento que pone en evidencia, tras una investigación de una institución del Estado, las violaciones a los derechos humanos que viven los Pehuenche de Alto Biobío.

Bajo este prisma, los temas de salud, educación, transportes, caminos y el tema del agua sólo podrían quedar escritos en un libro que no saldrá de las estanterías de bibliotecas relacionadas con la temática indígena.
Por eso estos viajes a Santiago para hablar con los políticos que presiden el poder legislativo es fundamental.

“La idea es pedirle a los parlamentarios para que nos ayuden, porque ellos están trabajando la reforma al Código de Aguas. La idea es dejarle nuestro planteamiento para tener un acercamiento y buscar la forma para que no aprueben un proyecto de ley que beneficie sólo a los agricultores y las privados chilenos, sino que consideren al pueblo indígena”, sentenció Piñaleo.

Por lo mismo, la diputada Pérez apoyó y gestionó rápidamente una cita con el titular de la Cámara (también DC), Iván Flores.

“Se requiere voluntad política, pero sobre todo legislación, recursos y políticas públicas del Estado y del gobierno actual para poder ir en apoyo del trabajo que realiza el municipio. El informe (del INDH) habla de violaciones de derechos humanos y quiero ser muy clara y categórica voy a ayudar para que estemos atentos como ejecutivo y como Congreso, para trabajar las conclusiones”, que se supone evacuará el texto del INDH.

Por lo mismo, Consuelo Contreras indicó que cuando se dé a conocer el estudio de forma oficial (ya fue publicado y difundido por La Tribuna el 9 de abril de 2019) tendrá además de los temas ya enunciados, el tema de la propiedad del agua: “estamos viendo las observaciones que vamos a hacer, pero sin lugar a dudas van destinadas a una mayor presencia del Estado en la comuna en materia de salud, educación con pertinencia cultural y también el agua será una de las recomendaciones que haremos en este informe”, que sería conocido por los tres poderes del Estado a modo de recomendaciones que en ningún caso obligan a seguirlas.

ABANDONO Y DEMANDA CONTRA EL ESTADO

“Nos tienen de manos atadas porque el agua corre por nuestra comunidad, pero está toda inscrita por terceros, no podemos regar nuestras praderas por lo que no podemos tener fardos para el invierno, es una tristeza muy grande”, dice el presidente de la Comunidad Indígena Guallalí, Juan Purrán.

Agrega el líder indígena: “nuestra causa es justa porque el agua es nuestra, por eso decimos que es justo.  No sé dónde vamos a tener que llegar si no somos escuchados ahora. Siempre las aguas han sido nuestras, de nuestros ancestros, de nuestros abuelos y ahora tenemos la causa mala, que han llegado terceros a usar nuestras aguas”.

Purrán es uno de los 35 lonkos que acompañan en Santiago a Piñaleo y al Concejo Municipal y está consciente del paso que han dado al presentar la Demanda de Derecho de Nulidad Constitucional, para que los privados que tienen el agua a su nombre pierdan sus derechos a raíz de los tratados que ha suscrito el Estado, como el 169 de la OIT, por ejemplo.

Sobre la materia y sin emitir una opinión personal, la directora del INDH responde respetando el debido derecho de todos a defender, como estimen conveniente en el marco de la ley, lo que consideren es justo: “están en su derecho de reclamar las aguas que han sido tradicionalmente y ancestralmente de ellos”.

En esta lógica, el representante de Alto Biobío, Nivaldo Piñaleo también siente necesario apoyar la acción de sus autoridades ancestrales: “estamos abandonados por el Estado. La mayor inversión que se ha hecho en Alto Biobío son las dos grandes centrales, después la creación de la comuna. Pero desde ahí ni un programa estatal ha sido pertinente a nuestras realidades. Malos caminos, mala conexión, como alcalde y peñi le digo, que efectivamente estamos como un poco abandonados, por eso buscamos la justicia para que nos puedan escuchar y solucionar este conflicto entre comillas”.

Por lo mismo la demanda tiene lógica para Piñaleo: “la idea es retroalimentar esta demanda y buscar una justicia justa, como lo he mencionado”.

En una línea similar, la diputada Pérez cree que todos tienen derecho a presentar recursos judiciales cuando creen estar en lo correcto: “si esto sirve para que las empresas y las trasnacionales respeten lo que señalan nuestras comunidades en el territorio, que tienen que ver con el agua y con la cosmovisión  y donde Chile y el Estado no es garante de aquello, creo que vale la pena explorar distintos instrumentos, tanto jurídicos como otros, que puedan tener a nivel nacional como a nivel internacional”.

REUNIÓN CON EL LEGISLATIVO

Al cierre de esta edición, la comitiva de Alto Biobío, se reunía por separado con los presidentes de la Cámara de Diputados y del Senado, para presentarles sus demandas encabezadas por el agua.
Además han entregado en cada, las 6.500 firmas que comenzaron a reunir en febrero junto al Festival Ulkantün 2019, bajo el nombre de:#AguasparaAltoBiobío


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes