viernes 13 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Política

Calidad de vida de las personas más pobres en Biobío permanece estancada

El ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, entregó un análisis de los resultados que arrojó para la región la encuesta Casen 2017. Esto, en la antesala a la visita que efectuará hoy a Los Ángeles.


 Por JUAN PABLO VERGARA

28-08-2018_18-28-261__5.1

Una caída en la pobreza por ingreso y un estancamiento en las condiciones de vida de las personas en situación de pobreza multidimensional registró la región del Biobío, según los resultados de la encuesta Casen 2017, en comparación a los datos que arrojó el mismo instrumento en 2015.

Así lo señaló el ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, en conversación que sostuvo con Diario La Tribuna, en la antesala a la visita que efectuará hoy a Los Ángeles para participar de diferentes actividades, entre ellas, un seminario de Responsabilidad Social Empresarial organizado por Corporación Industrial para el Desarrollo Regional (Cidere Biobío).

De acuerdo al secretario de Estado, la pobreza por ingreso en la región marcó un 12,3 por ciento en la Casen 2017, el equivalente a 200 mil personas, aproximadamente, que reciben ingresos menores o iguales a 158 mil pesos. “Es un porcentaje mucho más alto que el resto del país”.

Mientras que la pobreza multidimensional, que mide aspectos relacionados con la calidad de vida de los habitantes (acceso a la vivienda, a la educación, a servicios básicos, condiciones de trabajo, entre otros), alcanzó un 18,9 por ciento, lo cual es inferior a la tasa nacional que se alza al 20,5 por ciento, según indicó el ministro Moreno.

De todos modos, el titular de Desarrollo Social remarcó en el cuidado que tuvieron como ministerio a la hora de realizar los análisis comparativos correspondientes entre la Casen 2017 y la 2015, considerando la separación de Ñuble como provincia de la región del Biobío a contar de la encuesta aplicada durante el año pasado.

En ese sentido, Alfredo Moreno a modo de conclusión sostuvo que en la región del Biobío se registró “una caída de la pobreza por ingreso, que es lo mismo que pasa en el resto del país, y un estancamiento de la pobreza multidimensional”.

“Lo que muestran los datos es que la principal causa de la pobreza tiene que ver con un bajo acceso al trabajo. Básicamente, las personas que están en los quintiles más pobres tienen tasas de desempleo que son más de tres veces que lo que tiene la población en promedio. Eso hace que sus ingresos sean muchísimos más bajos”, explicó el ministro de Desarrollo Social.

“En segundo lugar, son personas que tiene menos educación, son personas que en general tiene mucha más ruralidad, hay muchas más tasas de pobreza en las zonas rurales que en las ciudades, hay más pobreza en las comunidades indígenas”, agregó.

Finalmente, el secretario de Estado enfatizó que para revertir los índices de pobreza existente, el Gobierno debe actuar con intensidad en la variable trabajo, la cual, a su juicio, experimentó un detrimento durante el anterior gobierno de Michelle Bachelet.

“Entre el año 2015 y 2017 tuvimos uno de los crecimientos más bajos en muchas décadas. Crecimos un tercio de lo que veníamos creciendo antes, fuimos uno de los peores crecimientos de América Latina, de los peores crecimientos de la OCDE y, obviamente, que el mercado del trabajo se resintió”, concluyó.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes