suscríbete al boletín diario

Política

MEO califica sólo como un hecho gravísimo la muerte del matrimonio Luchsinger-Mackay

Marco Enríquez Ominami conversó en exclusiva con Radio San Cristóbal sobre este hecho judicial y sobre la posibilidad de otorgar autonomía a ciertos pueblos originarios.


 Por La Tribuna

15-11-2017_19-08-311__4.1

En contacto con radio San Cristóbal y consultado por los hechos de violencia ocurridos en los últimos meses en la denominada macrozona Biobío, La Araucanía y Los Ríos, el candidato presidencial Marco Enríquez Ominami (MEO) aseguró que Chile no necesita una Ley Antiterrorista, puesto que el actual Código Procesal Penal vigente “ofrece todas las herramientas para combatir delitos”.

“Tirar una molotov a un carabinero, quemar una propiedad privada no requiere una Ley Antiterrorista, requiere simplemente aplicar la ley”, afirmó Ominami.

En el caso del asesinato del matrimonio Luchsinger-Mackay sostuvo que se trata de un hecho gravísimo “inédito, condenable, inaceptable”, dijo, el cual condena.

“Ahora, lo han dicho los mismos jueces, preparadamente, no hay pruebas de terrorismo, hay indicios, pero no hay terrorismo”, sostuvo.

En la misma línea, sí reconoció que hay una violencia inaceptable en la zona. “A mí no me temblará la mano para ponerlos presos a través de todas las herramientas del Código Penal, que es un Código Penal suficientemente robusto”, aseveró.

Consultado por el trato que recibirían las etnias indígenas en un eventual gobierno suyo, MEO reiteró compromisos que ha asumido en la materia, como: tramitar un reconocimiento constitucional “de Chile como Estado Plurilinguístico y Plurinacional”, una propuesta de país para avanzar en la recuperación de tierras acompañada de recursos, la erradicación de la violencia, la implementación de plebiscitos regionales y avanzar hacia la autonomía de los pueblos originarios y representación parlamentaria.

“El modelo se lo doy inmediatamente. Nueva Zelandia es una nación igual de aislada que Chile, que también tiene un pueblo originario -que son los maoríes- y ahí hay paz”, propuso.

En el caso de Isla de Pascua, no descartó la posibilidad de reconocer a futuro su independencia. “Como futuro Presidente de Chile, por ejemplo, entregaré grados de autonomía si se cumplen tres condiciones: lengua propia, gobierno propio y que te separe un mar de por medio para tener independencia. El único pueblo originario que tiene un mar de por medio es Rapa Nui. Ellos podrían algún día -y yo creo que el derecho internacional se los va a otorgar- avanzar seriamente hacia dar más autonomía”, planteó Enríquez Ominami.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
Marco Enríquez-OminamiMEO

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes