lee nuestro papel digital

Policial y Judicial

Profesor de cueca es llevado a juicio por abusos sexuales en contra de sus estudiantes 

La defensa del acusado desvirtúa las acusaciones y afirma “no compartimos el criterio del tribunal, entendemos que hay prueba suficiente para desvirtuar los hechos”.


 Por Glenda Ahumada

DETENIDO
fotografía de contexto

En marzo del 2017 se conoció el primer caso de abuso sexual que involucró al instructor que se aprovechó de la confianza generada en los estudiantes.

Se trata de Alejandro Garcés Cereceda, quien fue formalizado en 2017 por ocho delitos de abusos sexuales reiterados en contra de cuatro menores de edad, de las comunas de El Carmen, en la región de Ñuble, y en Tucapel, región del Biobío.

Los ultrajes los cometió aprovechándose de la confianza que generaba en las víctimas, a quienes les impartía clases de cueca, indica la acción legal que sigue en curso.

En ese entonces, el fiscal explicó que los hechos ocurrieron entre 2015 y 2017, y que afectaron a tres niños y a una niña de entre 12 y 13 años de edad, a quienes les realizó diversos actos de significación sexual, y también les exhibía material pornográfico. Incluso, en una oportunidad grabó a dos de sus víctimas.

“El imputado, profesor y monitor de cueca, abusando de la confianza que tenía con estos menores que eran sus alumnos realizó diversos actos de relevancia y significación sexual en contra de estos menores, los cuales se reiteraron en el tiempo”, precisó el ente persecutor.

La Fiscalía, entendiendo la gravedad de los hechos por los cuales fue formalizado el imputado, el número de delitos y la reiteración de éstos en el tiempo, solicitó la medida cautelar de prisión preventiva, ya que consideró que la libertad del imputado constituía un peligro para la seguridad de la sociedad, medida que el Juzgado de Garantía de Yungay acogió.

DEFENSA DEL ACUSADO

El abogado defensor del caso en 2017, Nicolás Arismendi, precisó que “como defensa no compartimos el criterio del tribunal, entendemos que hay prueba suficiente para desvirtuar los hechos que se le imputan, iremos aportando los medios probatorios en el transcurso de la investigación abogando por la inocencia de mi defendido”.

Arismendi también explicó que “mi cliente fue detenido por la familia de la supuesta víctima en base a hechos absolutamente falsos, quienes lo secuestraron y golpearon desnudándolo en público, hechos por los cuales solicitaremos la respectiva responsabilidad.”


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
abuso sexual a menoresEl CarmenJudicialProfesor de cuecatucapel
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes