martes 19 de noviembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Los Ángeles

Menor nace bajo resguardo policial luego que su madre diera positivo en test de drogas

La recién nacida se encuentra internada en el hospital base de Los Ángeles para proteger su integridad, luego de llegar a este mundo con 37 semanas de gestación.


 Por Marcela Vidal

WhatsApp Image 2019-09-29 at 16.29.33

En cuidados por parte del recinto asistencial Víctor Ríos Ruiz se mantiene una recién nacida de Los Ángeles, luego que se decretaran medidas cautelares a su favor por parte del Tribuna de Familia, puesto que su madre dio positivo en un test de droga.

Esta compleja situación se dio a conocer luego que la mujer fuera detenida por personal de la SIP de Carabineros de la capital provincial en medio de una detención forzosa, puesto que desde el tribunal se mantenía esta medida, velando por el cuidado del no nacido, cuando se conoció la compleja situación en la que vivía la implicada en este caso.

Según investigaciones de Diario La Tribuna, esta mujer de aproximadamente 35 años, identificada con las iniciales N.B.C.Q, mantiene una importante prontuario policial por distintos hechos delictuales y además sería una consumidora habitual de sustancias ilícitas, hecho que condujo a este procedimiento, puesto que no realizada sus controles médicos en estado de gestación para conocer el estado de su futura hija.

Con el paso de los días, en medio de estas medidas de protección, la pequeña nació el pasado sábado luego de una intervención –cesárea-, la que no tuvo complicaciones.

Sobre esto, desde el hospital Víctor Ríos Ruiz dieron a conocer que tras la intervención la pequeña nació en buenas condiciones de salud, mientras que su madre se mantiene en recuperación. Ambas fuera de cualquier peligro.

LA INTEGRIDAD DE LA MENOR

En medio de esta situación y al ser consultado el juzgado de Familia de Los Ángeles, estos manifestaron que con fecha 28 de septiembre se resolvió mantener una medida cautelar en favor de la recién nacida en dicho recinto asistencial luego que el test de drogas –de orina- efectuado en el recinto médico a su madre diera positivo.

La medida fue ejecutada, según explicaron, luego que se informara hace un tiempo que una mujer con 31 semanas de embarazo no se realizaba sus controles periódicos y además de ello tenía una situación problemática de consumo de pasta base, sumado a todo esto contaba con diversos antecedentes penales.

Antecedentes que llevaron a una hospitalización forzosa y resguardo de Carabineros -ante riesgo de fuga- para que el parto se efectuara en las mejoras condiciones posibles.

Con todos los antecedentes y posterior al nacimiento de la niña, se determinó mantener su permanencia en el recinto hospitalario hasta la audiencia preparatoria que se llevaría a cabo a mediados de octubre.

Sobre los antecedentes de este caso, el magistrado presidente del tribunal, juez Cristian Pacheco, comentó que “las medidas que el tribunal tomó primero fue decretar cautelares en contexto de medidas de protección, esto en atención a los antecedentes que nos proporcionó en primera instancia por medio de un requerimiento el alcaide del Centro de Atención Preventiva de la ciudad de Los Ángeles y posteriormente el abogado del Complejo Asistencial”. Todo ello, en base a la información que esta madre presentaba un consumo de droga, en este caso específico pasta base.

CAMBIO DE RESOLUCIÓN: VELAR POR LOS DERECHOS DEL NIÑO

No obstante, tras el nacimiento de esta pequeña, los nuevos antecedentes entregados por el recinto de salud determinaron mantener la medida cautelar para la lactante hasta que los profesionales de salud informen el real estado en que se encuentra, dejando sin efecto la internación forzosa hacia la progenitora y el resguardo policial para su progenitora.

Sobre ello el magistrado explicó que “posterior a esto, la medida de protección fue modificada y se amplió, decretando la retención del alta médica, puesto que nos informaron que la madre estaba en condiciones de entrar al trabajo de parto y en función de eso se dispuso que se ampliara la medida ordenando la retención del alta médica, esto hasta la fecha de audiencia preparatoria”.

Sin embargo, el día del nacimiento de la menor cambia esta determinación modificando la medida cautelar en el sentido de dejar sin efecto la hospitalización forzosa de la madre como también dejó sin efecto la custodia policial, manteniendo vigente la medida respecto de la niña que estaba por nacer.

“El tribunal lo que hizo fue nuevamente modificar la medida cautelar y dispuso que se mantenía vigente la retención del alta médica de la lactante a la espera de antecedentes que nos podría proporcionar eventualmente el hospital dejando sin efecto la medida respecto de la madre”, expresó.

Sobre esto, el juez Pacheco agregó que “hay que resaltar que los juzgados de Familia tienen la obligación por ley de resguardar los derechos de niños, niñas y adolescentes, por lo que hemos obrado en ese sentido, a la espera que se nos entregue desde el hospital información científica de la real condición de salud de esta niña”.

Hasta el momento se deben esperar diferentes procesos judiciales para conocer el destino de esta pequeña que se aferra a la vida en este complejo escenario que la trajo al mundo con tan solo 37 semanas de gestación.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
derechos del niñoDETENCIÓNmenor

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes