miércoles 22 de mayo, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Policial

Camionero atacado en Mulchén relata la brutal agresión

Durante su instancia en complejo asistencial Víctor Ríos Ruiz, el trabajador dio a conocer en exclusiva a Diario La Tribuna, como fue el ataque y la condición en la que se encuentra actualmente.


 Por Marcela Vidal

dav
dav

En plena recuperación y aún en estado grave, Víctor Gallardo, el camionero atacado el pasado jueves a pocos pasos del peaje Las Maicas quiso relatar su historia a Diario La Tribuna, luego del ataque sufrido en plena carretera, que involucraría a tres sujetos y que casi terminaron con su vida.

Con secuelas expuestas, un tanto complicado e internado en la sala número 3 del recinto, este hombre de manera voluntaria quiso entregar su testimonio a pesar de los pocos días que han transcurrido desde la agresión.

Aún confundido pero con una valentía admirable, el conductor de 50 años comenzó relatando que entre sus recuerdos vagos, tiene claro es que se detuvo por un café a pocos kilómetros del peaje, donde descubrió a sus atacantes.

“Cuando estaba en esto, -antes de cruzar a la zona roja que le llaman- me di cuenta que estaban abriendo el camión. Corrí hacia al frente para corretear a estos tipos y no me di cuenta que había un tercero arriba, ahí lo único que sentí en un segundo, fue algo en mi cabeza me vine a negro caí al suelo y con la adrenalina me levanté, después de eso todo es confuso”.

Según indicó vislumbraba pequeñas imágenes y el sonido de las bocinas se hizo agudo, mientras los delincuentes se dieron a la fuga por el bosque y comenzó a sentir que más personas estaba a su lado, mientras el dolor era parte de su cuerpo y todo se hacía cada vez más extraño.

“De pronto vi a Carabineros, uno de ellos sacó una colcha, me subió a uno de los vehículos y en mi mente sentí volar ese auto. En cosas de segundo estaba en Mulchén, después no supe nada hasta que aparecí acá en Los Ángeles, donde estaba mi familia”, comentó con pena este hombre, quien espera en aquella sala, una recuperación que le permita volver a su vida habitual.

Sobre el ataque que le dejó una fractura expuesta en cráneo, aún no sabe qué fue lo que lo dejó inconsciente, pero relata que aquello que lo derribó no puede ser menos que un napoleón o un hacha, de las que hasta el momento no hay  indicios según las investigaciones policiales, que se están llevando a cabo.

Respecto de su carga y el camión que conducía desconoce los detalles, ya que personal de la empresa hasta el momento se ha pronunciado con apoyo para que la familia se mantenga en el lugar.

CARABINEROS LE SALVARON LA VIDA

Sobre este proceso, el afectado comentó que una cosa que tiene en claro es el agradecimiento que quiere dar a conocer para el oficial que le salvó la vida.

Entre todo este proceso reconoce a Víctor Arriagada, quien pertenece a la dotación de la Segunda Comisaría de Mulchén, sin embargo no ha tenido la oportunidad para ofrecer este mensaje de manera personal.

“Si puediera estar con él sólo quiero decirle que me siento orgulloso como chileno que el salvara mi vida, porque tomó una decisión arriesgada, sin embargo gracias a ello estoy acá, de lo contrario otra sería mi historia”.

Por ello, agregó que “tenemos que agradecer que ellos sean la columna vertebral de nuestro país, que velan por nosotros y su coraje fue tan grande que tengo palabras para decir lo que siento en este momento. Sólo sé que me siento protegido y por eso quiero hacerlo público”.

El sargento primero Víctor Arriagada fue uno de los funcionarios que le salvó la vida a Víctor Gallardo

COMO DICE EL ESLOGAN: “SÓLO DIOS SABE SI VUELVO”

En medio de toda esta situación al ser consultado sobre su trabajo, este camionero, quien recorre el país en estas complejas entregas comentó que sus labores son complicadas y hoy más que nunca siente que cada empresa debería tomar determinaciones de seguridad.

“No podemos seguir arriesgando nuestras vidas, porque si un camionero muere no sólo trata de eso, porque detrás de un volante hay una familia y en esos cuatro años llenos de sacrificio y logro sólo puedo pensar en mi familia, porque en cada trayecto como bien lo dice el slogan y como lo imagina mi familia “sólo Dios sabe si vuelvo”. 

Hasta el momento no imagina su fututo, ya que piensa en su recuperación y quiere poner todas sus energías en este proceso de cuidado y ya a futuro quiere imaginar que se va a enfocar en vivir su vida y compartirla con los suyos y con quienes se preocupan por su estado, como hoy lo hace su esposa, hijo, madre y hermano, quienes desde el día del accidente se mantienen acompañándolo de manera constante.

UNA FAMILIA MOLESTA

Entre los extensos pasillos que conforman el hospital base de Los Ángeles y en espera de las visitas entre nueve y seis, informes médicos mantiene atenta cada minuto a Ángela León esposa de Víctor quien explicó con pena que estos han sido días terribles y espera entre todo este proceso un pronunciamiento por parte de la empresa a la que pertenece su esposo.

“Sus lesiones nos tienen preocupados y no sabemos cuánto tiempo más va a estar acá, lo van a operar de urgencia y lo peor es que no sabemos cómo va a quedar, sólo por una negligencia de las empresas que no le ponen seguridad a sus trabajadores en zonas peligrosas y no ponen resguardo. Queremos hacer hincapié en eso”.

Por ello entre sus palabras suma un llamado a la empresa para que aumente el cuidado para todos los trabajadores, ya que esto los mantiene con pena, tristeza y rabia, puesto que además de la preocupación siente que necesitan la presencia física de los representantes de Sotraser.

En medio de esto, con dolor se acerca la madre del afectado,  María Teresa Guilloume, quien dijo que su obligación como madre es viajar para estar ahí y conocer en cada minuto la salud de su hijo.

“Estamos muy mal, yo quiero que se haga presente la empresa, porque somos seres humanos, mi hijo ha trabajado por cuatro años y queremos saber que están ahí”, puntualizó esta mujer que a pesar de sus enfermedades consideró la necesidad de estar presente, para estar con él hasta que salga de este complejo proceso médico, donde su vida podría correr aún más peligro.   

CARABINEROS DE MULCHEN: HÉROES ANÓNIMOS

En un contacto directo con los oficiales que le salvaron la vida a este hombre, el sargento primero Víctor Arriagada Villarroel, comentó que ya recibió a la familia de este camionero y se siente contento por contribuir a salvar una vida. “Este es nuestro trabajo y los hacemos por deber, cuando nos encontramos en la situación vimos que esta persona estaba grave, no había tiempo de esperar. El tiempo estaba en nuestra contra y junto al cabo primero Víctor Huaiquimil, actuamos de manera inmediata y gracias a ello, en seis minutos estuvimos en el hospital de Mulchén y estamos felices porque este hombre se salvó”.    


  • Compartir:
etiquetas
agresióncarabineroMULCHEN

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes