suscríbete al boletín diario

Nacimiento

Familia utilizaba local de comida rápida como fachada para venta de drogas

Las diligencias fueron encabezadas por detectives de la Brigada Antinarcóticos angelina y desarrolladas en la comuna de Nacimiento.


 Por La Tribuna

07-04-2016_20-26-2211107-04-16

Tres personas detenidas y más de mil 700 dosis de droga incautada fue el saldo que arrojó un operativo encabezado por la Policía de Investigaciones de Los Ángeles.

Las diligencias fueron encabezadas por detectives de la Brigada Antinarcóticos (Briant), en la población José Hemmelmann de la comuna de Nacimiento.

“Producto de información que manejaba esta brigada en el constante análisis a temas relacionados con el tráfico y consumo de droga, pudimos detectar que en un domicilio en la comuna de Nacimiento, se estaba comercializando droga”, relató el jefe de la Briant angelina, comisario Marcelo Soto.

Para ello, agregó el oficial de la policía civil, el clan familiar utilizaba como fachada un local de comida rápida que funcionaba en el mismo inmueble.

Así fue como, en coordinación con el Ministerio Público, los detectives de esta unidad especializada efectuaron todas las diligencias pertinentes que les permitieran acreditar este ilícito.

Una orden de entrada y registro de esta vivienda -otorgada por el Juzgado de Garantía de Nacimiento- les permitió detener a tres personas, todos mayores de edad, quienes estarían involucrados en este delito.

Las diligencias efectuadas por detectives de la Brigada Antinarcóticos permitieron sacar de circulación mil 500 dosis de cocaína base, además de 220 de marihuana prensada.

Además, el operativo culminó con la incautación de dinero en efectivo –en su mayoría- de baja denominación y dos cartuchos de escopeta calibre 12.

Las tres personas detenidas fueron puestas a disposición del Juzgado de Garantía de Nacimiento por el delito de tráfico ilícito de droga.

La droga incautada, en tanto, fue avaluada en más de 2 millones 100 mil pesos y remitida al Servicio de Salud de Los Ángeles para su debido análisis y posterior destrucción.

Tal situación, expresó Soto, tendría a la comunidad sumida en una alta percepción de inseguridad y temor ya que era sabido que estas personas –además de ofrecer comida rápida- aprovechaban tal escenario para desarrollar esta actividad ilícita.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes