suscríbete al boletín diario

Negrete

Alcalde de Negrete presenta querella por malversación de caudales públicos

Francisco Melo y parte del concejo municipal, interpusieron ayer una querella en contra de quienes resulten responsables, en torno a la posible malversación de fondos públicos que ascienden alrededor de $62 millones, hechos que se arrastran desde el año 2010.


 Por La Tribuna

negre

Un nuevo capítulo se suma a las acciones que buscan averiguar dónde está el dinero extraviado – presuntamente – en la administración de Edwin Von Jenstchyk. La acción emprendida por el actual alcalde, Francisco Melo, busca, según señaló “colaborar y entregar documentación referente al tema desde que asumí la jefatura en la municipalidad”. Sin embargo, argumentó que los procesos tienen ritmos diferentes y que el 6 de febrero de este año, la Contraloría obligó el pago de 62 millones de pesos, lo cual a su juicio “no sería justo, ya que ese dinero debió rendirse en la administración anterior”, declaró.

La medida, se suma a la acción dada a conocer durante la semana pasada por La Tribuna, donde los concejales de Negrete, Carlos Torres y Sergio Quintana, interpusieron el mismo recurso judicial, tras tomar conocimiento de los antecedentes en el concejo municipal.

La incertidumbre por conocer el paradero del dinero, comenzó durante el 2014, cuando el ex director DAEM, Oscar del Solar  efectuó un reclamo por escrito ante la Contraloría Regional Bío Bío, por eventuales irregularidades en la utilización de

recursos de la Subvención Especial Preferencial SEP (Subvención Escolar Preferente) por parte de los funcionarios de la Municipalidad de Negrete, en cuanto a su uso y destino durante los años 2009, 2010, 2011 y parte del 2012.

La mencionada presentación fue acogida, ya que se realizó una auditoria liderada por el mismo órgano contralor.

Los resultados de la investigación, se dieron a conocer el 6 de Febrero de este año con el informe especial -IE 33 de 2.014-, donde se estableció que los dineros provenientes

del SEP depositados en la cuenta corriente de la Municipalidad de Negrete y luego traspasados a las cuentas corrientes del Departamento de  Administración Educacional Municipal (DAEM), durante los años 2009, 2010 y 2011 se hicieron “en forma irregular, otorgándoles un destino y uso diferente al que la ley disponía, solventando gastos en personal, en bienes y servicios de consumo del DAEM”, señala el documento.

Es en este contexto, que el citado informe, expresa que no se encuentran acreditados mediante comprobantes de ingresos y con sus correspondientes depósitos en las respectivas cuentas del Departamento de Educación, los dineros a que se hace mención. Asimismo, el contenido detalla que la mencionada municipalidad, tenía dentro de su presupuesto anual aportes en una cifra no menor para el Departamento de Educación, dineros que no tuvieron destino conforme al presupuesto, no existiendo al respecto acuerdos del concejo municipal y las respectivas modificaciones presupuestarias que den cuenta de los aportes mencionados para cubrir una posible deuda del DAEM.

 

“Que se investigue lo que se tenga que investigar”

El ex alcalde de Negrete, Edwin Von Jenstchyk, en conversaciones con La Tribuna, descartó irregularidades y malversación de caudales públicos en su gestión, bajo el argumento que los dineros fueron utilizados dentro del marco legal, sumado a que los tribunales determinarán si hubo delito.

El primer capítulo legal de esta medida, fue interpuesta por los concejales Carlos Torres y Sergio Quintana en contra quienes resulten responsables, por malversación de caudales públicos, debido al traspaso de más de 127 millones de pesos a la Dirección Comunal de Educación y otros 66 millones que se encuentran sin ubicación.

Sobre esta medida, Edwin Von Jenstchyk, argumentó que, “se debe investigar, lo que se debe investigar. Yo estoy muy tranquilo, ya que cuando el Ministerio de Educación entregó las primeras dineros provenientes de la Ley SEP a los municipios en los años 2008 y 2009, no se había dictado el reglamento de la normativa”. Explicó que los dineros fueron esgrimidos en otros importantes requerimientos de la municipalidad. “Se utilizaron para pagar los sueldos de los docentes, las cotizaciones previsionales y los gastos de mantención de los establecimientos educacionales”, acotó.

En esa misma línea, el ex alcalde explicó que “no malversé dineros públicos ni defraudé al Fisco, así que estoy muy tranquilo. Serán los Tribunales quienes determinarán si hubo delito o no”.

Sobre el paradero de los 66 millones de pesos, el actual funcionario de la gobernación expresó que “esos dineros deben de estar, tal vez los ocuparon en otros pagos, por lo mismo el actual alcalde, debió avisar a tiempo de esta situación a Contraloría”, informó.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes