Regístrate Regístrate en nuestro newsletter
Radio San Cristobal 97.5 FM San Cristobal
Diario Papel digital
La Tribuna
Columnista

Civismo ciudadano

Fredy Muñoz

por Fredy Muñoz


"Si los ciudadanos practicasen entre sí la amistad, no tendrían necesidad de la justicia" Aristóteles.    

384-322 a.C.

En su última visita a Chile la conocida filósofa española Adela Cortina Orts  -autora del término aporofobia: (fobia a las personas pobres o desfavorecidas) incorporada en el Diccionario de la lengua española- para dictar  charlas y conferencias sobre cómo la ética aplicada puede ayudar a la convivencia, al desarrollo y la paz, con la propuesta de instaurar en la sociedad una verdadera "amistad cívica" , de fraternidad civil, asumiendo que en la sociedad, donde vivimos y convivimos, por sobre diferencias políticas, religiosas, sexuales, de raza, están presentes algunas tareas que, aún con nuestras legítimas diferencias, debemos hacernos cargo como sociedad para que todos tengamos la posibilidad de realizarnos como personas, mejorando las condiciones materiales de nuestra existencia teniendo acceso a una educación de calidad donde la práctica de la ética, el comportamiento moral, como expresión concreta de la ética, sea una actitud permanente en cada actividad en que intervengamos. La formación ética de una sociedad como la nuestra no se logra sancionando a los infractores de la moral pública con la condena de realizar clases de ética-como  ellos la entienden y practican-a los alumnos, cuando lo que se consigue es ofenderlos gratuitamente. La educación y la justicia, por ejemplo, tienen que tomarse responsablemente en serio, éticamente.

La importancia de la ética llevó a las universidades a crear departamentos de ética aplicada como parte ineludible de sus objetivos en la formación de los profesionales en las distintas áreas que egresan de sus aulas, siendo la filósofa Adela Cortina un referente mundial a la que recurren e invitan permanentemente. En su última visita tuvo importantes encuentros, no solo con la academia, también con el mundo empresarial, recomendando que las empresas tengan en cuenta la dimensión social. Reconoció, en esta oportunidad, haber encontrado a Chile, cansado de la política y desorientado, por lo que, en su reflexión y mensaje declara que: "La ética siempre señala que ante situaciones como las que tenemos, hay que intentar razones para la esperanza, porque los seres sin esperanza, no podemos seguir adelante, no podemos construir nada bueno y lo que hay que hacer es tratar de ver qué puede unir a los chilenos y que es lo más importante para la vida que hay entre los ciudadanos que piensan distinto que tienen que llevar adelante una tarea conjunta, como conseguir que nadie pase hambre, que nadie pase frío. Llevar adelante esos derechos, cuando hay unas tareas que son conjuntas, eso puede generar una amistad cívica". Amistad cívica o ciudadana que, para Aristóteles, hace ya muchos siglos, ayudaría a una mayor estabilidad y a un clima de cooperación entre los integrantes de la comunidad política- no la amistad con sentido político que siempre resulta sospechosa de mala praxis, incluso corrupción, como resulta ser el "amiguismo"-como fraternidad civil, lo que propiciaría una mayor solidaridad y una mejor convivencia entre los ciudadanos, y como concordia, evitaría la discordia o lucha entre las clases sociales.

Así, la educación, tanto informal, como formal; familiar como institucional, tienen que incorporar, desde la educación inicial, hasta la superior, la formación cívica del ciudadano,  relacionando, aunque esta relación no esté implícita en los programas de estudio, las distintas asignaturas con las actividades y fenómenos sociales, así la matemática se relaciona en la práctica con el orden y la justicia, las ciencias con el conocimiento, la verdad demostrable y el cuidado del medio ambiente; el lenguaje con la forma de comunicarnos civilizadamente, con respeto por las opiniones ajenas; el arte con la belleza, la armonía y la protección de las obras culturales. En fin. Es decir, educar con calidad y amistad cívica al verdadero ciudadano, tarea que no  solo es responsabilidad de las instituciones educacionales.

Alejandro Mege Valdebenito.

Síguenos: Google News
banner redes
banner redes banner redes banner redes banner redes banner redes

¿Quieres contactarnos? Escríbenos a [email protected]

Contáctanos
TRIBUNA DEPORTIVA

Más visto