Regístrate Regístrate en nuestro newsletter
Radio San Cristobal 97.5 FM San Cristobal
Diario Papel digital
La Tribuna
Columnista

Sacar los perros que persiguen a los delincuentes

Ignacio Cruz, director asociado de Symnetics

por Ignacio Cruz, director asociado de Symnetics

Sin duda, los incendios que han afectado al sur de nuestro país durante las últimas semanas nos han mantenido a todos en alerta. Más de 280 mil hectáreas quemadas, 24 fallecidos y más de 5.000 damnificados han sido, hasta ahora, los trágicos resultados de esta catástrofe. Y la pregunta que surge es ¿cuál es el origen?

Autoridades y líderes de opinión han buscado los responsables de estos focos de incendios que se han propagado con demasiada rapidez. Quince personas han sido detenidas por su responsabilidad en los últimos días, sólo una ha sido por intencionalidad.

Concuerdo con los comentarios del ex ministro Marcelo Mena, en que existen otros factores que contribuyen a estos incendios. Como que el cambio climático genera condiciones adversas que facilitan e intensifican la propagación del fuego. También coincido en que es necesario un mejor ordenamiento territorial, aunque en algunas circunstancias tiene que ver con la indisponibilidad de terrenos urbanos o falta de posibilidades de acceso a él.

Mi experiencia en terreno me muestra que éste es el momento de hacerse cargo de la emergencia y luego vendrán los tiempos de las soluciones de mediano y largo plazo. Un problema de fondo a solucionar es que la gran mayoría de estos incendios son provocados por personas y muchas veces de forma intencional, algo en lo que coinciden la mayor parte de los expertos. El abordaje de esto no puede dejarse para discusiones futuras sino que es necesario tomar acciones inmediatas para evitar la continuidad y descontrol de la emergencia. Son diferentes focos en cuatro regiones, activándose en forma simultánea. Eso no es casualidad.

Debemos agradecer la solidaridad de los chilenos, el actuar heroico de bomberos y brigadistas, el apoyo y dedicación de empresarios, organizaciones de la sociedad civil y el estado.  En tiempos de catástrofe siempre surgen las alianzas de colaboración. Pero todavía no veo cómo nos hacemos cargo de que hay personas deshumanizadas actuando como terroristas que atentan contra vidas humanas, vida animal y la sociedad en su conjunto.

Lo vimos en el año 2017, con distintas regiones quemándose y siendo el incendio de las comunas de Empedrado, Constitución y Cauquenes el más grande registrado en Chile, con más de 183.000 hectáreas consumidas solo en ese territorio. Ahora lo vemos nuevamente. Repetimos la historia, cuando sabemos que las condiciones climáticas crean el escenario ideal para una propagación acelerada del fuego.

El sufrimiento y la tragedia provocada a personas y animales con estos incendios tiene dimensiones tan dolorosas, no en lo material, sino en lo corporal y espiritual, de todos los afectados. ¿Dónde están las medidas para que estos deshumanizados no sigan actuando, para encontrar y, al menos, detener a los responsables? Es el momento de sacar “los perros que persiguen a los delincuentes” y poner toda la tecnología a su disposición antes de que siga incendiando nuestro Chile querido.

Ignacio Cruz, director asociado de Symnetics

Síguenos: Google News
banner redes
banner redes banner redes banner redes banner redes banner redes

¿Quieres contactarnos? Escríbenos a [email protected]

Contáctanos
La voz de la provincia AM

Más visto