lee nuestro papel digital

Opinión

Hola, soy ChatGPT


 Por Francisco Javier Parada Barriga
Ingeniero y Magister en Ingeniería en Informática Jefe de Unidad de Tecnologías de la Información Campus Los Ángeles

Francisco Parada

El avance que traen las nuevas tecnologías como la Inteligencia Artificial y la Realidad Virtual, nos hace pensar que podríamos estar viviendo una realidad digital, eso puede ser atribuido al rápido avance en las nuevas tecnologías y poder de procesamiento, como podemos revisar en la literatura, el pensador de estos tiempos David Chalmers, en su último libro en el cual argumenta que en un futuro cercano no habrá una distinción entre mundo físico y el mundo virtual.

Desde las primeras redes neuronales y el aprendizaje automático en la década de 1950 y 1960, la popularidad de dichas redes y la inteligencia artificial en la década de 1980 y 1990, junto a los avances recientes en el aprendizaje profundo y la IA del lenguaje natural en la última década, podríamos ver en un corto tiempo que la IA pueda llegar a sobrepasar el conocimiento humano.

Como, por ejemplo, hoy el ChatGPT el cual es un modelo de lenguaje de gran alcance desarrollado por OpenAI, el cual es capaz de poder generar respuestas coherentes y detalladas a una variedad de preguntas, gracias a su gran capacidad de poder comprender y utilizar una gran cantidad de información. Sin embargo, es de importancia tener en cuenta que, como cualquier tecnología automatizada, existe el riesgo de que se genere información falsa o engañosa si se utiliza de manera inapropiada.

Los avances en el campo de la IA han sido impresionantes en los últimos años, y se espera que continúen mejorando. Los modelos de lenguaje como ChatGPT son solo un ejemplo de cómo la IA puede ser útil para proporcionar información precisa y valiosa en una variedad de campos. No obstante, también es importante tener en cuenta que la IA no es una solución mágica y que siempre debe ser utilizada con precaución y considerando sus limitaciones. En cuanto a seguridad, es cierto que la IA puede proporcionar una mayor seguridad en ciertos casos, como la detección de fraudes o la vigilancia, pero también puede ser utilizada para fines maliciosos si no se implementan medidas de seguridad adecuadas. Por lo tanto, es crucial seguir investigando y desarrollando tecnologías de IA de manera responsable, para asegurar que se utilicen de manera ética y segura.

¿Algún día podría la IA sobrepasar el conocimiento humano?. Esta idea, es un tema de debate en la comunidad científica y de tecnología. Algunos argumentan que es posible que la IA alcance un nivel de conocimiento y capacidad cognitiva similar al humano, o incluso superior, en el futuro. En cierta medida, otros argumentan que la IA siempre estará limitada en su capacidad cognitiva, ya que es una creación artificial y, por tanto, no puede tener las mismas capacidades que un ser humano.

Cualquier caso, es importante tener en cuenta que el desarrollo de la IA no es solo una cuestión de alcanzar un cierto nivel de conocimiento, sino también de ética y responsabilidad. Es necesario asegurar que el desarrollo y uso de la IA se realice de manera ética y responsable, y que se tomen medidas para prevenir su uso malicioso o perjudicial para la sociedad.

Francisco Javier Parada Barriga

Ingeniero y Magister en Ingeniería en Informática Jefe de Unidad de Tecnologías de la Información Campus Los Ángeles


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes