lee nuestro papel digital

Opinión

Balance 2022, complejidades y desafíos


 Por Roger Sepúlveda Carrasco
Rector Universidad Santo Tomás Región del Biobío

021-Rector-Santo-Tomás-Los-Ángeles-Roger-Sepúlveda

A la hora de los resúmenes y balances de fin de año, sin duda que 2022 nos entregó mucho material para analizar. Un periodo marcado por acontecimientos mundiales y locales, políticos, económicos, y tantos otros que nos trajeron de vuelta a una realidad que evidentemente no es la misma que teníamos pre-pandemia.

Iniciaría este recorrido en marzo cuando asume la Presidencia de la República Gabriel Boric, convirtiéndose en el mandatario más joven de la historia de Chile con 36 años. Sin un periodo de “luna de miel”, inició su trabajo con una fuerte carga respecto al proceso constituyente, donde meses después, en el plebiscito de salida, triunfaría claramente la opción rechazo frente a la propuesta de nuevo texto constitucional. La actual administración ha dejado en evidencia que la falta de experiencia política ha sido su “bestia negra” y ahora les queda un año menos para demostrar que tienen la capacidad de trasformar ese idealismo juvenil en real desarrollo y bienestar para Chile.

La vuelta a la presencialidad es otro hito que marcó el presente año. Paulatinamente fuimos retomando nuestras actividades consideradas como normales antes de la pandemia, pero este retorno ha tenido fuertes componentes traumáticos, donde la gran afectada ha sido la salud mental de los chilenos y chilenas. Aquí tenemos un urgente desafío por abordar, esto pues el panorama es preocupantemente complejo, el trauma del aislamiento nos perturbó más allá de lo que pudimos haber pensado.

2022 también será recordado como un año de un panorama económico complejísimo, de alcance mundial. El escenario futuro, asimismo, no parece venir muy despejado con evidentes atisbos de que la recesión económica será una dura realidad, ello en un contexto de inflación históricamente alta, en parte provocada por factores internos pero fundamentalmente por decisiones irresponsables de nuestra fauna política que con intenciones electorales, arrebataron las atribuciones de gasto público al Ejecutivo para promover multimillonarios retiros de fondos que tenían un destino reservado para las ya cuestionadas pensiones.

No cabría en una columna, el poder analizar todo 2022 con sus tan particulares ingredientes, pero hay que citar igualmente algunos: guerra en Ucrania, crisis migratorias, aumento de índices de violencia en barrios y ciudades, gobiernos latinoamericanos muy complicados desde lo político y social, resurgimiento de movimientos ultras a nivel mundial, precarización de las condiciones de vida dadas las coyunturas sociales, económicas y políticas, entre otras.

Este pequeño catálogo 2022, que a ratos pareciera un verdadero muro de los lamentos, nos tiene que desafiar más que desanimar. La historia de la humanidad ha estado siempre marcada por problemas y complejidades, cada uno determinado por las realidades de sus tiempos. Por ello, entendamos que cada problema es un desafío y cada día es una oportunidad de abordarlos. 2023 traerá nuevas encrucijadas, la invitación es que sigamos entonces juntos avanzando por alcanzar una humanidad que nos humanice de verdad. Algunos son finales felices, otros son simplemente necesarios.

Roger Sepúlveda Carrasco

Rector Universidad Santo Tomás Región del Biobío


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes