lee nuestro papel digital

Opinión

Cómo enfrentar el 2023, una tarea de todos sin populismo


 Por Jorge Rivas Figueroa Administrador Público - Licenciado en Ciencias Políticas

Jorge Rivas, alcalde de Mulchén

El Centro de Estudios Públicos tiene a su haber el prestigio de entregar la madre de todas las encuestas en materia política, social y económica.

Tal como se aguarda semanalmente los resultados de CADEM y Pulso Ciudadano, el sondeo de CEP es esperado por todos aquellos que buscan profundizar en el porqué de ciertas opiniones y construcciones de realidades.

Así, en su versión número 88, donde ciertamente aparecen las figuras de todos los sectores que se comienzan a posicionar como cartas presidenciales, se presentan los resultados sobre las principales preocupaciones de los chilenos/as, o si quiere, de las personas que habitan Chile.

Seguridad, salud, pensiones, economía y educación siguen liderando los miedos. Esta semana también fue el turno de resultados en materia de macro economía con un crecimiento económico (IMACEC) que si bien, da cuenta de un problema grave, también permite ver la belleza del horizonte. Ese 2.5 por ciento con el que se espera cerrar 2022 es mucho mejor que el 1.5 por ciento pronosticado en medio de la pandemia y la guerra de Ucrania con Rusia (solo dos variables). Si, para hablar de macro economía no basta la ideología ni la pequeñez política que busca la ganancia inmediata a través del populismo, por eso Mario Marcel aparece como uno de los políticos mejor evaluados, porque tiene credibilidad y es un buen y sabio ministro que no se deja influenciar por aquellos que presionan para tomar medidas económicas distintas.

Con los datos de CEP y con mis declaraciones a La Tribuna sobre lo que esperamos lograr en Mulchén para 2023, es básico y elemental entender que en cada realidad local los miedos son los mismos, solo cambia la forma de expresarlos.

Es cierto, hablar de APR en Santiago es hablar en “mandarín” pero para nosotros es una realidad, sin agua no se vive. Pero también la infraestructura, pues mientras golpeamos todas las puertas para construir puentes sobre el Bureo y el Mulchén, pienso que la inversión del Estado en estas materias es uno de los pilares de la reactivación económica y así como se lo reconocí al presidente, Sebastián Piñera se lo debemos reconocer al presidente, Gabriel Boric.

En materia de seguridad y mientras las noticias bombardean con la triste realidad de la Región Metropolitana, en Mulchén y en la mayoría de las comunas de Chile, ni con las policías ni bajo Estado de Excepción Constitucional se logra controlar la delincuencia, que dicho sea de paso, ha importado modelos de violencia nunca antes vistos en el país. Para solucionar esto se necesita una conversación clara y directa con todos los actores involucrados, nada de populismo ni monedas de cambio. Aquí se necesita mano dura en el marco de la institucionalidad.

En salud ya estamos gestionando mejoras para poder entregar atenciones más oportunas, con estándares de calidad y mayor dignidad a las personas. La incorporación del internet satelital en las postas rurales podría ser un gran paso para avanzar a la implementación de un hospital digital. Urge incorporar la tecnología moderna que está ahí esperando decisiones que solo se han postergado, en algunos casos por mezquinos intereses.

En educación vivimos el fin. Los servicios locales de educación pública (SLEP) hasta la fecha han sido un gran problema más que una verdadera solución, no solo dicho por nosotros, donde afortunadamente aún no se implementa, sino por los malos resultados, indicadores, y experiencias conocidas de los diferentes lugares del país donde se ha implantado.  Lamentablemente creemos que esta política pública falló en su génesis, al hacerse desde arriba o desde el gran centro, sin participación o nula para participación de los actores locales. Hoy en mi calidad de presidente Nacional de la Comisión de Deportes de la Asociación Chilena de Municipalidades, también seguiremos creando oportunidades para todos y todas, construyendo más y mejores canchas de distintas disciplinas, porque eso es dar dignidad, al menos desde las comunas. Feliz 2023, la invitación es “a poner el hombro” es un año difícil, pero los chilenos somos grandes y sabemos cómo seguir adelante, siempre dignos y con la frente en alto.

Jorge Rivas Figueroa

Administrador Público – Licenciado en Ciencias Políticas


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes