lee nuestro papel digital

Opinión

El reemplazo de humanos por IA en la fuerza de trabajo


 Por Boris Sánchez Arias
Director del Instituto Tecnológico UCSC sede Los Ángeles MBA y Magíster en Desarrollo Organizacional

Boris-Sánchez-1 (3)

Durante los últimos tres siglos, el mundo ha sido testigo de cuatro Revoluciones Industriales, de las cuales han surgido importantes avances tecnológicos que han sentado las bases para el crecimiento económico actual.

Es por ello, que particularmente en este último lustro, hemos visto una gran cantidad de predicciones acerca de la participación de los robots y la inteligencia artificial en cada vez más puestos de trabajo. Por ejemplo, McKinsey Global Institute (MGI) apunta a que la automatización afectará a entre 400 y 800 millones de personas, quienes serán desplazadas de sus puestos de trabajo en 2030, es decir, aproximadamente el 14% de la fuerza laboral.

Este impulso a nuevas tecnologías y a procesos productivos más eficientes, tiene impactos en algunas variables económicas de manera inequívoca, por ejemplo, se espera un efecto positivo en el crecimiento económico, dado el aumento en productividad; mientras que el impacto en los mercados laborales, dependerá de las condiciones tanto sociales, legales y económicas de los países en que se adopte.

La inteligencia artificial continúa extendiendo su uso y se espera que se presente en todos los campos de la sociedad humana. Los sectores que se visualizan transformaciones por el uso IA de forma inmediata son la manufactura, la automatización en el ámbito Industrial, la robótica y la implantación de diversos sistemas basados en IA continúan el trabajo realizado por otras tecnologías de automatización en el pasado; pero ampliando en gran medida la gama de tareas y procesos industriales susceptibles de ser optimizados. Los sistemas no se limitan a sustituir las tareas que requieran de la fuerza humana, sino que actualmente las tecnologías impulsadas por la Inteligencia Artificial son capaces de recuperar información, coordinar y controlar de manera óptima la estrategia logística, manejar inventarios, proporcionar servicios, escribir informes comerciales, etc. Con la progresiva automatización inteligente de tareas, la optimización de los procesos productivos es el objetivo ineludible hacia el que se dirige el sector industrial.

En el sector del Comercio Retail, la automatización inteligente basada en la Inteligencia Artificial ya está generando crecimiento gracias a su adaptabilidad, agilidad, capacidad resolutiva de  problemas y, sobre todo, gracias a su capacidad de autoaprendizaje. Se está produciendo un “enriquecimiento del capital” en el sector Retail como consecuencia del crecimiento económico basado en la IA. Con una amplia variedad de herramientas, las compañías pueden conocer mejor las preferencias de sus clientes, brindándoles después experiencias y ofertas personalizadas, fruto de una hiper segmentación inteligente.

En el sector servicios como por ejemplo el turismo, la IA juega un papel clave en la efectividad y eficiencia de los recomendadores y comparadores turísticos; siendo estos una herramienta clave para el impulso del Sector Turismo, principalmente en entornos online. Este tipo de soluciones se alimentan de un gran volumen de datos que son analizados de manera inteligente, funcionando principalmente de acuerdo a tres modelos de datos basados en la popularidad, en el contenido y en el histórico de los usuarios.

Así todos los sectores de la economía tendrán beneficios de eficiencia y productividad con el uso de la inteligencia artificial, especialmente por la rapidez en qué aprende y nivel de disrupción que generará en los mercados y el sector productivo, es por ello necesario hacer algunas recomendaciones para aquellos trabajadores que están más expuestos a este cambio. Primero, a tener presente que el uso de la IA va a requerir, cada vez más, de profesionales especializados en la aplicación y compresión de estas innovaciones tecnológicas. Segundo, en cierto modo, algunas de las tareas se simplificarán con los procesos de automatización, pero, a cambio, necesitan profesionales capaces de adquirir competencias que les permitan ampliar sus conocimientos técnicos, entender la información que les proporcionan las máquinas y detectar en ellas nuevas y mejores oportunidades. Tercero, las empresas van a desarrollar perfiles profesionales más dinámicos y adaptables al entorno y a las nuevas formas de trabajar, además de ofrecer mejores experiencias a los clientes e inversores. Por tanto, la formación permanente y actualizada será clave que será el desafío de quienes forman en educación técnica y superior.

¿Cómo afectará la inteligencia artificial a tu carrera profesional y cómo asimilar este cambio de manera exitosa? Si bien, en una primera mirada podría creer que estos desarrollos en IA amenazan la seguridad laboral de millones de personas en todo el mundo.  Al mismo tiempo, estos cambios facilitan mayores economías de escala, promueven el mejor uso de habilidades específicas o mejoran la seguridad de los trabajadores. Para ello es muy importante mantenerse vigente respecto a las tecnologías y las nuevas competencias y habilidades que se requerirán.

Boris Sánchez Arias

Director del Instituto Tecnológico UCSC sede Los Ángeles

MBA y Magíster en Desarrollo Organizacional


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes