lee nuestro papel digital

Opinión

Ecología integral, conciencia y discernimiento


 Por Pablo Vidal, vocero de Voces Católicas

Pablo Vidal 2

Hace unas semanas los Obispos de Chile a través de una carta hicieron un llamado al “discernimiento informado y un voto en conciencia, poniendo siempre por delante el bien común del país”. En su misiva expresaron su visión general sobre cuestiones que están presentes en la propuesta de la nueva constitución, dedicando mayor extensión a aquellas que se contraponen con elementos propios de la doctrina de la Iglesia, como por ejemplo, el inicio y término natural de la vida, las limitaciones en el derecho a la educación y aquellas que afectarían la libertad religiosa.
Pero si la invitación es a un discernimiento informado, parece prudente también, conocer y dedicar mayor profundización en aquellas cuestiones que van en perfecta sintonía con nuestra fe, como son los derechos sociales, el reconocimiento de los pueblos originarios y el medioambiente.
La ecología integral, que el Papa aborda en su Laudato si, puede ser un aporte en este proceso de reflexión.
En relación con el agua, el Papa Francisco hace un llamado no solo a su cuidado sino a su disponibilidad desde una perspectiva de los derechos humanos: “…el acceso al agua potable y segura es un derecho humano básico, fundamental y universal, porque determina la sobrevivencia de las personas, y por lo tanto es condición para el ejercicio de los demás derechos humanos” mientras que en el artículo 140 del borrador constitucional indica que el “El agua es esencial para la vida y el ejercicio de los derechos humanos y de la naturaleza” y en otra parte “Siempre prevalecerá el ejercicio del derecho humano al agua, el saneamiento y el equilibrio de los ecosistemas”.
Frente a la cuestión del Cambio Climático, en esta misma Encíclica plantea la necesidad de una mirada de largo plazo y de colaboración: “no se pueden modificar las políticas relacionadas con el cambio climático y la protección del ambiente cada vez que cambia un gobierno” y en el artículo 129 se expresa “Es deber del Estado adoptar acciones de prevención, adaptación y mitigación de los riesgos, las vulnerabilidades y los efectos provocados por la crisis climática y ecológica”.
Finalmente desde la perspectiva de la naturaleza el Papa dice que “El desafío urgente de proteger nuestra casa común incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral” y nos encontramos, por ejemplo, en el artículo 130 “El Estado protege la biodiversidad, debiendo preservar, conservar y restaurar el hábitat de las especies nativas silvestres en la cantidad y distribución adecuada para sostener la viabilidad de sus poblaciones y asegurar las condiciones para su supervivencia y no extinción”.
Si bien estos son solos algunos ejemplos, y no pretenden inducir ninguna posición, queda en evidencia la importancia de vivir este proceso de discernimiento en conciencia, informado y, por qué no, inspirados al modo Laudato si.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes