suscríbete al boletín diario

Opinión

El misterioso camión blanco


 Por Mario Ríos Santander

MARIO-RIOS-10-1

Un año atrás, se terminaba la “repavimentación” del asfalto en el camino a Las Trancas. El asfalto anterior, prestó servicio por diez o más años. Al final, repleto de hoyos, “eventos”, hizo que Vialidad reparara este camino, tan ajeno a sus cuidados, peligroso en su inicio y espectáculos permanentes en puentes que quedaron mal construidos, espectáculo diario de saltos y cabezazos de automovilistas ignorantes de las gracias que hacen las empresas de Vialidad y que esta, se las acepta y les paga.
Hoy, no se ha repletado aún de hoyos. Pero camina hacia ese objetivo cada día. Pronto surgirán los “guías” que, por unos pesos, orientarán los vehículos para no destruir los amortiguadores y evitar choques que surgen de esa suerte de “baile minué”, que ejecutan magistralmente algunos conductores para no caer en los hoyos, pero que de repente, se encuentran de frente con otro que hace lo mismo y chocan estrepitosamente.
Todo lo anterior, verdadero, recibió un nuevo ingrediente; un camión blanco que llega a los hoyos, tipo 9:30 de la mañana. Lo estacionan en un costado de la vía. Descienden cuatro o cinco personas, todos con rostros aburridos, hacen fuego, calientan una masa negra, bastante inútil, tapan el “evento” y luego, con algún desgano, parten a tapar otro hoyo más. En la mañana, tapan dos hoyos, en la tarde uno. Esto es un día lunes. El miércoles siguiente, la masa negra caliente, ha desaparecido y vuelve el hoyo en toda su majestad. El misterioso camión blanco fue caro, inútil y descuidado. Y sigue al baile de los conductores. El “guía” vuelve a trabajar. Se me viene a la mente los “prácticos”, marinos conocedores de los canales australes, que guían las embarcaciones para evitar otros “eventos”, en este caso marítimos.
El misterioso camión blanco, ha figurado en tales menesteres, dos veces en los últimos dos meses. Suponemos que lo hará también en septiembre. ¿Cuánto gastará Vialidad en este inútil trabajo mes a mes? Luego será cada quince días o una vez a la semana, porque la cantidad de hoyos que se anuncian, vienen con todo. ¿Seguirán con cara de aburrido los cuatro o cinco personeros que aparecen con el camión blanco? ¿Y los vehículos, sobre todo en la noche, (el asfalto es un pavimento negro que esconde los hoyos viales), seguirán gritando denuestos a los cuatro vientos? incluido el cabezazo correspondiente?
El primer trabajo de asfalto realizado en ese camino, fue sensacional. Tuvimos una vía expedita por varios años, y aunque en el final de la vida útil hubo atrasos en su reparación, pero la suma de los años buenos versus los malos, terminó siendo positivo el buen camino. Hoy, no es así la cosa. Las inversiones en vialidad son elevadas y el resultado de hacer las cosas mal, fuera de provocar el desagrado social, queda la sensación de mala administración y peor aún, desinterés de todo el aparato público. También desinterés de los fiscalizadores, (diputados consejeros, concejales), lo que hace mas complejo todo. Luego surgirá del misterio el camión blanco. Vendrán a tapar los mismos hoyos que taparon hace diez días.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes