suscríbete al boletín diario

Opinión

La voz de las municipalidades


 Por René Luis Núñez Ávila. Profesor de Derecho Procesal. Universidad de Chile

Rene Nuñez

La Asociación de Municipalidades de Chile publicó un documento llamado “Un nuevo Municipio para Chile Bases para una Nueva Institucionalidad”, el cual debe ser considerado como un insumo para el Proceso Constituyente.

La pregunta es: ¿cuál es el municipio necesario para enfrentar las tareas de la sociedad del siglo XXI? Señalan que Chile posee una alta tradición centralista que ha debilitado la formación de gobiernos locales. Los principales temas demandados han sido siempre la autonomía, el financiamiento y la estructura de los municipios.  

Este trabajo busca entonces convertirse en un corpus de divulgación general, que permita construir un plan estratégico para redefinir y potenciar un nuevo municipalismo para Chile. Para eso, junto con estar convencido de sus beneficios, es necesario reformar el Estado.

Se debe mejorar y potenciar la capacidad de gestión, mayores dosis de participación y democracia de las personas y también mayores niveles de autonomía política y financiera. Fomentar el capital humano avanzado, una cultura de la innovación. Son precisamente las municipalidades las que pueden enfrentar de mejor manera, rápida y eficaz, como se ha probado en esta Pandemia, los desafíos que requieren cambios innovadores en su estructura y en los mecanismos de comunicación con la ciudadanía. 

Una democracia moderna, como la que requiere Chile, debe responder a las crecientes demandas de una ciudadanía, cada vez más activa, organizada e informada. Esta ciudadanía exige mayor probidad y estándares éticos a quienes ejercen roles y cargos de elección popular, extensible a funcionarios del ámbito público, en especial del sector municipal.  Todos sabemos que existe una evidente crisis de desconfianza por la relación insana entre política y dinero, que abarca también a las Municipalidades.

Por lo mismo, se debe trabajar la prevención de la corrupción, evitar la contratación a honorarios en período electoral (al menos seis meses antes); elegir al director de Obras Municipales por medio de Alta Dirección Pública; perfeccionar el sistema de Chile Compra; mejorar la tecnología de planos reguladores municipales y provinciales; y, una fuerte sanción al desvío de fondos y conflicto de intereses.

Son las regiones o macro regiones del norte y sur del país las que, unidas, deben elaborar un plan que termine con el centralismo. Y, terminar con el pequeño grupo de municipios que cuentan con ingresos muy superiores a los otros, generando así un sistema de solidaridad entre ellas.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes