suscríbete al boletín diario

Opinión

Osteopatía, una efectiva modalidad para el tratamiento del dolor


 Por Johan San Martín Lepe, Kinesiólogo Osteópata, Académico UST Los Ángeles

Johan San Martín

Actualmente el tratamiento del dolor está muy medicamentalizado. Lo que no quiere decir que esto sea malo. El tratamiento medicamentoso es muy útil y posee suficiente evidencia que respalde su uso frente al dolor. Sin embargo, considerando la multiplicidad de factores que contribuyen a la experiencia dolorosa, los efectos analgésicos son insuficientes para eliminar estos contribuyentes. Por esta razón, muchas personas consultan y buscan soluciones adicionales para el dolor persistente o crónico, que no sede con este tipo de tratamiento convencional.

La Osteopatía, es una ciencia que ve al paciente de manera integral, como una persona dentro de un contexto social, en todas las etapas de su ciclo vital.

Un osteópata es capaz de conocer al individuo, estudiar clínicamente aspectos cognitivos, afectivos, emocionales y sociales e identificar si estos aspectos ameritan una derivación pertinente para el tratamiento cognitivo conductual (psicológico). Aspectos que pueden ser la causa primaria del dolor, como, por ejemplo, dolores cervicales o cefaleas, que aparecen tras la muerte de un ser querido (es más común de lo que se cree). Declaro abiertamente que esto no funciona de manera lineal y que es muy importante el diagnóstico según especialidad.

Un osteópata, está capacitado para estudiar clínicamente al individuo, en aspectos relacionados con la salud física, digestiva, cardiorrespiratoria, neurológica y nutricional.

En relación con esto, para nosotros es muy relevante saber si tus dolores lumbares se asocian, además, con estreñimiento o colon irritable, por ejemplo. Ya que estos órganos refieren dolor a la zona lumbar. Por cierto, ¿sabías que con osteopatía podemos tratar el estreñimiento? Muchos de mis pacientes mejoran sus dolores lumbares después de mejorar el estreñimiento.

Nuestros órganos poseen un mapa o territorio de dolor referido a nivel corporal. El más conocido por todos es el dolor de origen cardiaco, que puede sentirse en el hombro, mandíbula y brazo del lado izquierdo. Una persona puede estar hasta días con dolor anginoso antes del infarto. ¡Cuidado, escucha tu cuerpo!

Así como este órgano, otros órganos pueden generar sintomatología musculoesquelética y el osteópata estudia su clínica y exámenes en caso de que los posea, correlacionándolos y llegando a un diagnóstico osteopático. El tratamiento osteopático, intentará desensibilizar al sistema nervioso de tal manera de influir sobre el dolor.

Para que quede más claro, te daré un ejemplo muy conocido.

¿Te has sometido a la ansiedad que produce hablar frente a un público? ¿has experimentado dolor de panza al mismo tiempo? felicitaciones, acabas de conocer la expresión de tu sistema nervioso neurovegetativo (SNV). Asimismo, el dolor crónico trae consigo afectaciones del SNV (como si estuvieras en un estado crónico de alerta), generando perturbaciones de éste y síntomas como digestivos (colon irritable) y dolor musculoesquelético.  La osteopatía buscará desensibilizarlo con estrategias viscerales, craneales, consejos alimenticios y ejercicio.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes