domingo 08 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Opinión

Tecnología en la primera infancia


 Por La Tribuna

Alejandra Navarrete Villa
Directora regional de JUNJI Biobío

Como adultos sabemos que los tiempos están cambiando y avanzando a pasos agigantados en lo que tecnología se refiere, lo que tiene un gran impacto en cada ámbito de nuestra vida. Los niños y niñas de hoy, en la mayoría de los casos, tienen acceso a un objeto tecnológico en sus manos, desde muy temprano se familiarizan con tablet, smartphones, computadores o videojuegos y se acostumbran a manipularlos diariamente sin inconvenientes.

Pero ¿sabemos qué efectos produce la utilización de estos elementos durante la infancia?

Cuando los niños y niñas están observando pantallas durante largas horas en el día, pueden perder oportunidades importantes para desarrollar habilidades interpersonales, motoras y de comunicación.

Muchas veces son los mismos adultos quienes sin problemas les facilitan sus celulares para que sus hijos se mantengan ocupados. Sin embargo, la etapa comprendida entre los 0 y 4 años es uno de los periodos más importantes para el crecimiento del ser humano, ya que el cerebro se desarrolla a ritmos más rápidos haciendo que niños y niñas puedan aprender con mayor facilidad. Por ello, acceder a espacios de la naturaleza o elementos pertinentes a su edad, se vuelve fundamental.

Está claro que en un mundo absolutamente tecnologizado, el uso excesivo de pantallas puede transformarse en un problema para muchas familias.

Los niños y niñas menores de 4 años, aprenden mucho más jugando con sus juguetes, explorando y conociendo el entorno que los rodea, no es necesario ver televisión ni estar expuestos a pantallas de ningún tipo.  No obstante, es relevante poder desarrollar de manera equilibrada habilidades para vivir en un mundo cada vez más digital.

Para esto, es necesario que los padres aprendan a controlar el tiempo en que sus hijos hacen uso de estos dispositivos, el tipo de material con que interactúan y, lo más importante, no quitarle  tiempo a otras actividades familiares que aportan a su desarrollo – relacionarse con otras personas, hacer actividad física, leer, jugar al aire libre, entre otros.

En este sentido, los adultos a cargo deben escoger y conocer los programas o juegos que ven. No deben permitir que sus hijos estén frente a las pantallas sin supervisión. La televisión debe estar apagada en las horas de comida y a la hora de dormir, resguardando un sueño reponedor para el infante que favorece la comunicación y su desarrollo integral.

Los adultos deben evitar usar estas tecnologías para “tranquilizar” a los niños o niñas o para prevenir que “molesten”. También, deben dar un buen ejemplo al usarlas.

En esta etapa, niñas y niños construyen sus aprendizajes desde experiencias directas, relevando las necesidades de movimiento, de expresión, exploración, juego, creatividad, centradas fundamentalmente en el protagonismo infantil y el desarrollo de habilidades sociales.

El empleo de la tecnología en forma correcta es un recurso metodológico muy innovador y estimulante para los niños y niñas desde la primera infancia, pero se debe evitar que se transforme en un medio para evadir el principal deber de las familias y educadores, que es apoyarlos a crear sus aprendizajes, a darles sentido, a aplicarlos de manera creativa.

Como enfatiza la vicepresidenta ejecutiva de la Junji, Adriana Gaete Somarriva, “Cuando los niños y niñas están observando pantallas durante largas horas en el día, pueden perder oportunidades importantes para desarrollar habilidades interpersonales, motoras y de comunicación”.

Para interiorizarse, le sugerimos ver un material audiovisual educativo que nuestra institución desarrolló en compañía del pediatra y presidente de la Asociación Médica de Prevención, Humberto Soriano, el cual llama a introducir la tecnología de manera guiada. Éste se encuentra disponible en nuestras redes sociales. @Junji Chile – sitio oficial

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
infanciajunji

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes