suscríbete al boletín diario

Opinión

Cobertura universal para niños con alergia a la proteína de la leche de la vaca

Héctor Muñoz Uribe, seremi de Salud Región del Biobío.


 Por La Tribuna

23-01-2019_19-37-181__seremidesaludsr.héctormuñozuribe.jpg

Hay que recordar que este beneficio es parte del Programa Nacional de Alimentación Complementaria, que tiene otros 4 subprogramas, todos de carácter universal, independiente de la condición previsional.

El 16 de enero y fruto del trabajo con Asociaciones de Padres de niños alérgicos, nuestro Ministerio de Salud amplió el Programa Nacional de Alimentación Complementaria de Alergia a la Proteína de la Leche de la Vaca (PNAC – APLV) a niños menores de 2 años beneficiarios extrasistema, lo que implica que el derecho gratuito existente para los usuarios de Fonasa y Fuerzas Armadas y de Orden, se extiende a usuarios de Fonasa libre elección, Isapre y personas sin previsión, en una medida de alto impacto sanitario, pero también social y económico, pues implica un ahorro de hasta 330 mil pesos mensuales y 3.960.000 anuales por familia.

La iniciativa, que permite el acceso a fórmula láctea extensamente hidrolizada y aminoacídica de hasta 4,5 kilogramos por niño contribuye a hacer justicia respecto a un problema médico que más allá de los síntomas gastroenterológicos (como hinchazón en la guatita, náuseas, vómitos y diarrea), puede causar una importante morbilidad, amenazando incluso la vida del paciente; y vuelve a situar a “los niños primero”, como mandató el Presidente Sebastián Piñera a comenzar su actual administración.

Desde el punto de vista administrativo, el inicio del beneficio está supeditado a la confirmación diagnóstica por parte del especialista gastroenterólogo infantil, inmunólogo o pediatra; tras lo cual se ingresa a PNAC y posteriormente se presenta documentación mensual al centro de salud más cercano a su domicilio o al establecimiento en el que se encuentra inscrito para retirar sus productos, independiente de su sistema previsional.

Respecto a las coberturas, y en base a estudios europeos que han estimado un rango de APLV de 1,9 a 4,9% en lactantes menores de un año, a nivel nacional se estima que el Programa puede llegar a beneficiar aproximadamente a 12 mil niños y niñas con diagnóstico de alergia a la proteína de la leche de la vaca al año, lo que al proyectarse a Biobío podría alcanzar a cerca de 960 pacientes.   Ello implica también que se amplían los recintos donde se implementa la medida, pasando de 7 establecimientos hospitalarios a 78 pertenecientes a la Red de Atención Primaria de Salud de nuestra región.

Hay que recordar que este beneficio es parte del Programa Nacional de Alimentación Complementaria, que tiene otros 4 subprogramas, todos de carácter universal, independiente de la condición previsional, para todos los habitantes del territorio nacional, los que  corresponden a PNAC básico, que entrega leche purita fortificada, leche purita cereal y bebida láctea purita mamá; PNAC refuerzo, que entrega los productos del PNAC básico, más el producto Mi Sopita; PNAC prematuro extremo, que garantiza fórmulas lácteas de prematuro y de continuación; y PNAC errores innatos del metabolismo, que distribuye fórmulas lácteas específicas para cada patología.

Estos beneficios son altamente significativos para las familias que habitan nuestro territorio, cierto de que permiten mejorar la calidad de vida de sus niñ@s, pero también rehabilitar la dinámica familiar, muchas  veces afectada por el enorme sacrificio económico que implica una patología transitoria de tal dimensión.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes