suscríbete al boletín diario

Opinión

Mayor protección al consumidor

El mayor fortalecimiento de los derechos de los consumidores va en la línea con una sociedad que exige mejores estándares de calidad de los bienes y servicios.


 Por La Tribuna

20-01-2019_22-44-141__juanpablopinto.jpg

Juan Pablo Pinto, director regional del Sernac

Región de Biobío

Con el objetivo de proteger y mejorar la calidad de vida de las personas, el Presidente de la República, Sebastián Piñera junto al ministro de Economía, José Ramón Valente, firmaron hace pocos días el proyecto de ley Pro-Consumidor.

Anunciado en el mes de noviembre, hoy la iniciativa se convierte en una realidad y será en el Congreso donde se discuta su aprobación final en beneficio de todos los consumidores del país.

Impulsado por la Oficina de Productividad y Emprendimiento Nacional (OPEN) y el Servicio Nacional del Consumidor, la iniciativa tiene un conjunto de medidas que incluye mejoras en distintas áreas, como la venta de medicamentos y alimentos, comercio digital, garantía de productos, temas financieros entre otros.

El mayor fortalecimiento de los derechos de los consumidores va en la línea con una sociedad que exige mejores estándares de calidad de los bienes y servicios, ratificando el compromiso del gobierno de trabajar por y para las personas.

“Portabilidad hipotecaria”, es decir trasladar tu crédito a otro banco con mejores condiciones; facilitar la eliminación de contratos de adhesión; generar una central electrónica de recetas; fortalecer el derecho a retracto en compras electrónicas; mejorar la compensación por sobreventa de pasajes aéreos; terminar con el acoso telefónico publicitario; y ampliar la extensión de la garantía de productos, son parte de las medidas que vendrían a solucionar problemas reales y cotidianos.

Lo anterior, se suma a que a partir de marzo comienza a regir la nueva normativa legal que entrega mayores herramientas al Sernac, entre ellas, la facultad de fiscalizar, convirtiéndolo en el más importante avance de los últimos 20 años en el respeto de los derechos de los consumidores. 

Además, se obtendrán soluciones más eficaces porque los tiempos de tramitación de las demandas colectivas disminuyen. Habrá más tiempo para poder denunciar porque el plazo para ejercer sus derechos aumenta de 6 meses a 2 años (contados desde el cese de la infracción a la ley).

También las respuestas serán más oportunas y eficientes porque se mejora el procedimiento de mediaciones colectivas para buscar respuestas adecuadas antes de llegar a Tribunales.

Asimismo, se abre la posibilidad de mayores indemnizaciones en caso de juicios colectivos, dado que las indemnizaciones podrán extenderse al daño moral, es decir, al daño no patrimonial, emocional o psicológico causado a los consumidores por infracciones a la ley.

Más acceso a la Justicia para los consumidores más vulnerables que no pueden pagar abogado, pues el Sernac los derivará a la Corporación de Asistencia Judicial (CAJ) que los representará gratuitamente.

La próxima ley establece nuevas reglas del juego, entregando una gran oportunidad a las empresas para que mejoren sus servicios, en calidad, atención y post venta.

Hoy la señal es clara; la protección de los derechos de los consumidores es un tema central para el gobierno, y el Sernac asume este desafío preparándose para ejercer sus nuevas facultades y atender las reales necesidades de la ciudadanía.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes