suscríbete al boletín diario

Opinión

¿Pueden desarrollar la comprensión los escolares pehuenches leyendo textos de su cultura?

Irma Lagos Herrera,  docente Escuela de Educación Universidad de Concepción, Campus Los Ángeles.


 Por La Tribuna

18-12-2018_21-05-081__fotoilagos.jpg

 El grupo avanzó notoriamente en Comprensión de Textos, en Nociones de Gramática y en Producción de Texto y los de familias que procuraban mantener  su cultura tendían  a escribir textos más extensos y más completos desde su cultura. 

Generalmente, se plantea la necesidad de implementar un currículum escolar centralizado en cada escuela, olvidando en este caso, el valor de las culturas de las comunidades pehuenches. Nos preguntamos si era posible incluir al menos los textos que circulan en las comunidades pehuenches en el aula escolar y desarrollar las competencias de comprensión de textos, aumentar la comprensión del vocabulario y las nociones gramaticales básicas y la producción de textos escritos.

Para responder esa pregunta, implementamos una innovación didáctica, que desarrollamos en la Escuela de Pitril, entre el 7 de octubre y el 15 de diciembre del año 2014, gracias a la autorización del DAEM y de las autoridades escolares en 2º, 3º y 4º año, focalizada en niños y niñas que necesitaban más reforzamiento.

Fueron 10 sesiones de 3 horas cronológicas cada día martes. Las dos tesistas se ocupaban de desarrollar las tareas de enseñanza, una en 2º y la otra con 3º y 4º años, en la misma sala. En cada jornada semanal realizada los martes de 11 a 14 horas, orientaron el aprendizaje en una secuencia de conocimientos previos, vocabulario, comprensión lectora nociones gramaticales elementales y producción de textos.

Los conocimientos previos se actualizaban a través de conversaciones de la docente con los y las escolares, que también dialogaban con sus compañeros.

En cuanto al vocabulario, el fin era enseñar el léxico de los textos a través de la enseñanza directa y explícita, explicando brevemente y con apoyo de imágenes en láminas o powerpoint; luego se les motivaba a usar las palabras en forma oral o escrita en oraciones inventadas por ellos y ellas.

En comprensión lectora, se usó el libro gigante en que estaban los textos a usar en la innovación. Lo primero era plantear hipótesis sobre lo que trataría el texto a partir del título, así como el objetivo de la lectura, luego la docente informaba sobre la autoría y el tiempo de producción del texto. Se hizo lectura silenciosa,  enseguida  lectura oral por parte de la docente, quien enfatizaba el significado de las palabras desconocidas en el texto. Nueva lectura por párrafo o estrofa para descubrir la idea más importante a nivel local, luego se orientaba la elaboración del resumen a partir de las ideas principales descubiertas, en grupo de 2 a 3 niños(as). Leían su resumen al curso. Comentaban el texto. Posteriormente, desarrollaban una guía de aprendizaje en forma individual o grupal.

Las nociones de Gramática se incluyeron a petición de la escuela, pues habían detectado la necesidad de fortalecer   explícitamente esta competencia. En Producción de texto, se recurrió a la estrategia de texto modelo, que permite usar cada texto tratado para crear uno nuevo sobre diferente tema con la misma estructura del texto modelo; también se usaron estrategias didácticas motivadoras: imágenes, viñetas y las vivenciales.

El grupo avanzó notoriamente en Comprensión de Textos, en Nociones de Gramática y en Producción de Texto y los de familias que procuraban mantener su cultura tendían  a escribir textos más extensos y más completos desde su cultura. La pertinencia curricular contribuye a un mejor desarrollo humano.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes