sábado 24 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

¿Cómo actuar frente a la develación de una agresión sexual?

Margarita Sandoval Gutiérrez,  Psicóloga y académica de Psicología  Universidad San Sebastián.


 Por LESLIA JORQUERA

21-06-2018_20-11-381__margaritasandoval

 En síntesis, un menor de edad que fue agredido, se seguirá sintiendo agredido sexualmente, aunque hayan pasado muchos años.

                                                                          

Lamentablemente, las agresiones sexuales en la infancia se mantienen en la contingencia por uno u otro motivo. Esto nos muestra que la develación de agresiones sexuales en la infancia y adolescencia no es una “moda”, sino que estamos en presencia de una mayor apertura para hablar del tema y creer a las víctimas. Así, mientras más confianza construimos y menos cuestionamiento a las víctimas, un mayor número de ellas se atreverá a salir de ese dolor traumático.

La agresión sexual a menores de edad tiene varias particularidades, entre ellas, que la dinámica entre el agresor/a y la víctima logra sellar el evento traumático a través del secreto, el cual prolonga la frecuencia e intensidad de las agresiones. También calla la voz de la víctima, impidiéndole hablar del hecho por vergüenza, culpa y miedo, incluso luego de muchos años.

¿Cómo responder frente a una persona que revela el secreto? Primero, debemos entender que este tipo de trauma, de alguna manera, se revive todos los días. Por ello es que, aunque haya pasado muchos años, la vivencia de haber sido una víctima se siente en el presente, es decir, el sufrimiento asociado puede ser igual de intenso que cuando recién ocurrió, esto debido a que hay alteraciones neurobiológicas asociadas al trauma. Lo otro es comprender que cuando una persona devela esta agresión, siente intensos sentimientos de culpa y vergüenza, por lo que se debe validar lo que dice, sin cuestionamientos, ni preguntar detalles. A medida que esté preparada y sienta confianza, la persona podrá develar aquello que la alivie del dolor.

Otra cosa importante es que develar la agresión sexual no es en sí misma una situación reparadora. Para la víctima, no es posible perdonar ni olvidar lo ocurrido, mientras no trabaje en la reparación de cada una de las áreas afectadas por la situación abusiva.

En síntesis, un menor de edad que fue agredido, se seguirá sintiendo agredido sexualmente, aunque haya pasado muchos años. Cuando alguien devela una agresión sexual, sea un niño/a o un adulto, siempre va a sentir estas respuestas emocionales intensas. Si alguien confía en usted, y le devela una situación abusiva; recomiendo seguir los siguientes pasos: agradézcale la confianza que ha tenido de elegirlo para develar algo tan doloroso; valide las emociones y sentimientos que cree que debe estar sintiendo, manteniendo una actitud empática; no le dé consejos tales como perdonar, olvidar, dejar atrás porque ya pasó. El mejor consejo es que pida ayuda profesional para procesar la situación dolorosa y traumática.

Margarita Sandoval Gutiérrez,  Psicóloga y académica de Psicología  Universidad San Sebastián.

 


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes