suscríbete al boletín diario

Opinión

Medios y la responsabilidad en la labor de informar

Rodrigo Díaz Wörner, intendente de la región del Biobío


 Por La Tribuna

30-01-2017_20-54-03RodrigoDíazWörner

La situación de emergencia que afecta al país y a la región del Biobío, producto de los incendios más grandes de los que se tenga memoria, también nos debe llevar a hacer una reflexión sobre la responsabilidad en la transmisión de información a la población.

Hemos visto cómo en las redes sociales se ha organizado ayuda, se ha llamado a la solidaridad, se ha empatizado con las víctimas de esta tragedia, pero también se ha dado espacio para que personas inescrupulosas difundan rumores que lo único que buscan es desinformar a la población y causar temor.

Las noticias falsas no son un fenómeno nuevo, y hoy transitan entre los eufemismos de la “postverdad” a los “hechos alternativos”, pero las redes sociales les han dado un nivel de amplificación pocas veces visto.

El llamado realizado por la presidenta Bachelet a ser rigurosos en la información es hoy más atingente que nunca. En eso, la labor de la prensa profesional es clave para diferenciar en las noticias aquello que es de relevancia e interés público y que es el centro de su labor, de los rumores.

Especialmente graves han sido aquellos que vinculan al Ejecutivo con medidas que perjudicarían a los bomberos y brigadistas que hoy valientemente combaten el fuego a lo largo de todo nuestro sur, y que podrían afectar sus condiciones de trabajo.

Desde febrero de 2016, y a propósito de una modificación al Código Laboral impulsada por la presidenta Bachelet, los bomberos que combaten incendios están plenamente protegidos en sus derechos laborales, no pudiendo los empleadores desvincularlos ni tampoco sancionarlos por esta noble labor.

Así lo ha dado a conocer en múltiples oportunidades en las últimas semanas la ministra del Trabajo, Alejandra Krauss, y la seremi del ramo en el Biobío, Victoria Fariña.

Como gobierno, a través de todos los organismos estamos trabajando 24 horas al día para combatir y apagar los incendios que nos afectan en zonas complejas para el despliegue de equipos en terreno que combaten los siniestros.

Esta labor continuará sin descanso hasta que la situación vuelva a la normalidad, disponiendo de medidas urgentes en cuanto a albergues y servicios necesarios para los afectados; asimismo, apoyo por emergencia en diferentes áreas, como en agricultura, salud, trabajo, económica, social y habitacional, entre otros, con la tarea de trabajar pronto en la reconstrucción. 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes