domingo 22 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

El entorno de la persona y el derecho al trabajo

Carlos Gerardo Muñoz Ríos Juez del Juzgado de Letras del Trabajo Los Ángeles


 Por LESLIA JORQUERA

12-11-2015_19-58-02CarlosMuñoz

Ahora, desde el punto de vista humano, se puede decir que somos el fruto de la gestación de nuestros padres, en el inicio de la vida humana.

Dentro del nacimiento y desarrollo de la persona, es necesario reflexionar empezando de lo más elemental, pues eso permite comprender los aspectos que son fundamentales en nuestra existencia terrenal, personal, familiar y social, como es el trabajo cotidiano.

Como aspecto inicial, debemos comprender el aspecto real y filosófico siguiente:

¿Quiénes somos?; ¿Hacia dónde vamos?; ¿Cuál es nuestra misión?; ¿Cómo nos desarrollamos?

Frente a la primera pregunta existen dos posibles respuestas, no excluyentes entre ambas.

Desde el punto de vista religioso podemos decir, en primer término, que somos creaturas o hijos de Dios. Ahora, desde el punto de vista humano, se puede decir que somos el fruto de la gestación de nuestros padres, en el inicio de la vida humana.

¿Cómo nos desarrollamos?

Si nos detenemos a reflexionar, veremos que en nuestro inicio y desarrollo, por si mismos no somos nada; todo se lo debemos a los demás.

La persona nace, pero es débil, es incapaz de subsistir por sí misma. Serán entonces los más cercanos quienes nos ayudan a subsistir, en darnos los alimentos, cuidarnos. Recibiremos de ellos las primeras instrucciones para  comunicarnos.

Serán también los profesores que nos entregan información, ya que todo lo obtenemos de los demás o con su concurso.

El hombre es un ser digno, libre, pero es también social, pues seguimos dependiendo de los demás.

Todas las cosas que nos llegan, que utilizamos diariamente, es consecuencia de la acción de los demás, del aporte de los demás.

DEL TRABAJO DE LOS DEMÁS

El acceso a la salud, los servicios básicos, las tecnologías son aportes o consecuencias de la participación de la sociedad.

En consecuencia, si recibimos tantas cosas en el día a día, debemos ser agradecidos.

El artículo 1° de la Constitución, señala: “Las personas nacen libres e iguales en dignidad y derechos”.

En su artículo 4°. inciso 2° señala: “Es deber de los órganos del Estado respetar y promover tales derechos garantidos por esta Constitución”

Dentro de eso se encuentra el ámbito laboral, como así lo indica el artículo 19, en su número 16: Toda persona tiene derecho a la libre contratación y a la libre elección del trabajo con una justa retribución”.

Lo anterior, porque el trabajo dice relación con el desarrollo e integridad de la persona, porque con el trabajo se logra en gran medida surtir las necesidades físicas, emocionales, psíquicas y acercarse con la integridad espiritual, todo lo cual permite al trabajador y empleador, devolver en parte a la sociedad lo que hemos recibido.

Carlos Gerardo Muñoz Ríos

Juez del Juzgado de Letras del Trabajo

Los Ángeles

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes