suscríbete al boletín diario

Los Ángeles

Me pongo de pie

Felipe Hidalgo Bustos Director Ejecutivo Agrofine Consulting [email protected]


 Por La Tribuna

fh
  • A diferencia de los otros paros, la actual paralización de Aduanas es totalmente atendible, entendible y justificada. No puede ser que en nuestro país, sólo tengamos 1.300 funcionarios cuando en realidad el sistema funciona con mínimo 2.000. En esta oportunidad, quienes estamos en la industria de la fruta debiéramos sumarnos a la movilización, por el bien de agro, de las exportaciones y del país.

 

En todos los paros que ha habido en los últimos años y que han afectado a la industria frutícola y agroexportadora, he levantado la voz a través de cartas, columnas o simplemente adhiriendo como afectado en una industria cada vez más sensible a estos juegos arbitrarios que dejan un costo tremendo para los productores. Sin embargo, esta última movilización es distinta, puesto que no se está pidiendo aumento de sueldo ni compensaciones ni arreglos de deudas históricas. Simplemente los funcionarios de Aduanas están exigiendo refuerzos ya que están sobrepasados. Si queremos ser una potencia alimentaria debemos partir por quienes revisan cada uno de los embarques que salen de nuestro país. A diferencia de los otros paros, la actual paralización de Aduanas es totalmente atendible, entendible y justificada. No puede ser que en nuestro país, sólo tengamos 1.300 funcionarios cuando en realidad el sistema funciona con mínimo 3.000. En esta oportunidad, quienes estamos en la industria de la fruta debiéramos sumarnos a la movilización, por el bien de agro, de las exportaciones y del país. Esta semana los 1.300 funcionarios de Aduanas, repartidos en 17 servicios a lo largo del país, deberán votar si están de acuerdo o no con la propuesta del gobierno, para poner fin a la paralización de actividades que va a cumplir dos semanas y que ha afectado importaciones y exportaciones.

El secretario metropolitano de la Asociación Nacional de Funcionarios de Aduanas (Anfach), Daniel Arellano, dijo que dentro de sus demandas no está el aumento de sueldos, sino que una mayor contratación de personal. “Somos 1.300 funcionarios, estamos pidiendo 800 o el doble de funcionarios, ya que hay aduanas en las cuales un colega solo va una semana a frontera, para nosotros es impresentable (…) Estamos pidiendo el doble y eso es lo que necesitamos para tener un mejor pasar, y para darle mejor pasar al usuario”. El secretario general de la misma institución, Jorge Thibaut, dijo que dentro de los motivos para rechazar la propuesta del gobierno se encuentra la negación del Ejecutivo a ampliar la dotación de personal. En esa línea, sólo se propuso traspasar a 250 funcionarios en situación de a contrata a planta, medida que difiere con los 2.700 funcionarios que exige la organización. Para el dirigente, la solución presentada “no es ningún cambio en la dotación; sí es una mejora para la estabilidad de esos funcionarios y se agradece, pero seguimos siendo los mismos y esa es la mayor crítica que hay. Por eso yo diría que la gente rechazó la propuesta de Arica a Punta Arenas”. En la misma línea, dijo que es necesario que “el Gobierno reaccione rápidamente y ofrezca una solución ante el colapso que está viviendo la Aduana”.

Algo parecido está pasando en otro frente no muy lejano: los controladores de tráfico aéreo. El domingo pudimos ver en Contacto que los funcionarios de los aeropuertos, encargados de coordinar los movimientos de todos los aviones del espacio aéreo nacional también están colapsados con jornadas incluso de 12 horas diarias. Se necesita urgente refuerzos en dos frentes clave para la industria exportadora nacional: Aduanas y Aeropuertos. Es necesario saber escuchar y no dar la espalda a nuestros aliados en esto. De esta forma, lograremos un paro más sólido y corto, con menos daños para la industria y con la finalidad de contar un organismo que pueda operar de manera sustentable en este eslabón tan crítico como necesario. En esta oportunidad, me pongo de pie y apoyo a nuestros funcionarios de Aduana. No podemos hacer oídos sordos.

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes