miércoles 11 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Alto Bío Bío

Armando Queupil: un “amante de lo nuestro”

Como un hombre sencillo, es así como se califica el cantor campesino oriundo de la tierra de los pehuenches, la cordillera de Alto Biobío, quien ha dedicado su vida a preservar las raíces del folclor chileno.


 Por GONZALO MELLER

10-08-2018_17-21-441__10.3

Armando Alcides Queupil Beltrán es un connotado folclorista intérprete de grandes canciones como “Claveles para mi padre” o “Canción de arrieros”, entre otros temas.

Su música no sólo es escuchada en los escenarios que él visita, sino que también la ha llevado a la radio, especialmente en un programa que recuerda las trillas, los animales y la cocina humeando.

NACIDO EN LA CORDILLERA

Armando nació el 27 de septiembre de 1975, en el sector Las Vegas de Queuco de la comuna de Alto Biobío. Sus padres son Hilda Beltrán y José Guillermo Queupil.

“Cuando nací me recibió mi abuela, me pegó unos palmazos y de ahí que estamos metiendo boche”, aseveró.

El artista reconoció que su niñez fue de mucho sacrificio. Vivió solo con su padre en la cordillera, el cual había sufrido un accidente laboral.

Pese a que puede parecer un momento complejo, para Armando vivir con su papá fue una gran experiencia.

Él se dedicaba a criar animales y la siembra, por ello su gusto por la trilla, los caballos y la música.

“Sé que parte de los genes vienen de él, porque siempre andaba cantando. Muchas de las canciones que yo he recopilado son las que él cantaba”, indicó.

Sin embargo, el hombre de campo trabajador -como lo recordó- murió cuando tenía 11 años.

 

EN LA CORDILLERA

El cantor estudió hasta sexto básico en la escuela particular de Queuco en Alto Biobío, pero algunos de esos años también los vivió en la comunidad de Malla Malla.

Después, desde séptimo básico hasta cuarto medio estudió en el Centro Vocacional Artesanal Rural en el sector de Los Llanos, de la comuna de Quilaco.

Armando señaló que pese a tener muchas necesidades por lo aislado que se encontraba en el sector donde vivía, en especial cuando llegaba el duro invierno junto a la nieve, aseguró que su niñez fue muy bonita.

“Estuve conectado con la naturaleza, los animales, cosas tan simples que hoy en día hace que uno mantenga un valor y un respeto hacia lo de uno”, aseveró.  

EL DULCE Y AGRAZ DE SU CARRERA MUSICAL

El cantor indicó que aprendió a tocar guitarra “solito bajo un hualle”.

Pero su gusto comenzó a hacerse notar cuando estaba en el liceo. Participaba mucho en presentaciones escolares y un conjunto folclórico junto a un gran amigo.

“Éramos el dolor de cabeza de los profesores, para todos lados juntos”, señaló.

Luego comenzó a formar parte de otras agrupaciones. Por ejemplo, en Santa Bárbara estuvo en un club de cueca que se llamaba “Raíces del Biobío”.

“El bichito siempre estuvo ahí, andar cantando y componiendo canciones”, aseguró.

Sin embargo, hubo unos años que tuvo que dejar su guitarra colgada. Formó una familia y tenía que trabajar para sacarlos adelante.

Para Armando fueron momentos difíciles, ya que lo invitaban a celebraciones y tuvo más de un problema por esas salidas.

Después de ese periodo en su vida, el artista señaló que se rencontró con su guitarra. En ese momento quiso reinventarse como persona, de la mano con lo que es su pasión y lo identifica.

En unos de sus días decidió darse un gusto y grabar un disco.

“Pensé que me gustaría dejar algo como para que cuando me muera mi familia me recuerde con algo”, indicó.

Él mismo comenzó a promocionar su música, entregando su disco en negocios, quioscos, radios, para que ser conocido.

Esto dio buenos frutos, ya que tuvo buena aceptación y comenzó a difundirse más rápido de lo que pensaba.

Poco tiempo después, Armando logró sacar un DVD de su música, pero esta vez bajo el amparo del sello Universo Producciones de Santiago.

“Al productor le llamó la atención mi música, se llevó un ejemplar y luego llegamos a un acuerdo con lo que me propuso”, indicó.

Ahora está trabajando en una cuarta producción de audio con el sello Master Media. Se trata de un proyecto que se llama “La nueva generación del folclor chileno”, en el cual realizan un seguimiento a cantores, cantoras y agrupaciones.

“Me llamaron para proponerme ser parte de eso y eso me ha llenado de orgullo. Que se hayan fijado en mi persona, mi trabajo, fue una noticia muy buena”, aseguró.

SU GUSTO POR LA RADIO

Armando contó que en un Día de las Madres pasó por una radio de Los Ángeles, que tenía un espacio de folclor los domingos, para ofrecerse a cantar en vivo y saludar a las mamás.

Le dieron la oportunidad y con el tiempo le llamó el encargado del programa. El productor le propuso conducir el mismo espacio, ya que tenía esa parte del folclor que se quería mostrar a los oyentes.

Finalmente se atrevió a dar el paso y hasta hoy sigue con el espacio.

Lo sábados tiene el mismo programa, “Guitarreando al pie del fogón”, en otra radio y lo retransmiten en otras tres más.

“Eso me ayudó mucho a que me escucharan en otros lados, porque una de las radios que lo retransmite es de Santiago y por el sur igual. Con ello me han salidos hartos eventos”, aseguró.

EL CANTO CAMPESINO

Para Armando, el canto campesino es revivir muchos valores y costumbres que se han ido perdiendo.

La mayoría de los seguidores del artista son gente adulta mayor, quienes siempre le dicen que sus canciones las escuchaban cuando eran más jóvenes.

“El cantar campesino habla de situaciones, del comportamiento de la persona en el campo, de cómo sobrevive”, indicó.  

El cantor relató que a veces lo llaman a la radio y le dicen: “Es un gusto compartir un desayuno tomando mate, un domingo, con tortilla, chicharrón recalentado y escuchando música”, agregó.

Por este motivo aseveró que debe seguir trabajando para no perder el canto campesino y no se muera la identidad.

SUS INFLUENCIAS

Armando sostuvo que los orígenes de sus temas son variados. Algunos son de él, pero la mayoría son recopilaciones de varios autores.

“Voy rescatando canciones cuyos autores se perdieron porque son antiguas”, señaló.

Por ejemplo recordó que ciertas canciones las escuchaba su padre, se bailaban y cantaban en el campo.

“Pasan a formar parte de una etapa importante como campesino”, aseguró.

Para el cantor, su referente en la música es René Inostroza. Fue una persona que incluso le recomendó comenzar su carrera.

“Fue el causante de despertar de muchos”, recalcó.

SU IDENTIDAD PEHUENCHE

El artista, se siente orgulloso de ser oriundo de la etnia pehuenche.

Es parte de la comunidad Cauñicú y participa de las ceremonias tradicionales.

“Trato de no perderme eso porque para mí es sagrado, es mi identidad como pehuenche”, aseveró.

Para él, ir a la cordillera es algo que le llena el alma. Sin embargo, es tanto su respeto, que cree que no es la persona indicada para exponer sus costumbres en las letras de sus canciones.

“Quien tiene que hablar de la cultura pehuenche, tiene que ser un sabio, una persona adulta, un lonko, gente con trayectoria”, indicó.

Por eso siente que sus orígenes son sagrados y los guarda como en su identidad.

Al contrario de lo que pasa con el canto campesino. Con él se puede difundir el comportamiento de los animales, el entorno, la vida misma.

A FUTURO

Queupil se siente feliz con lo que hace y muy agradecido por toda la gente que le brindó apoyo y lo ayudó a seguir creciendo con su carrera musical.

“Hay cosas que se han ido dando sin haber hecho más allá”.  

Sin embargo, también reconoció que fue un proceso difícil que enfrentó con mucha perseverancia. “Me quise creer el cuento y, con los pocos medios que tenía, me la quise jugar”, señaló.

Por ultimo, Armando indicó que espera seguir sembrando, que la gente joven que viene del campo se impregne y revivan sus valores, los cuales se han ido perdiendo con el tiempo.

Respecto a sus sueños señaló que espera que sus hijos se reciban de alguna profesión, para que tengan una herramienta que les permita valerse por sí solos, y él pueda tener los recursos para volver al campo.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
alto biobioNuestra Gente

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes