suscríbete al boletín diario

Cabrero

“A mayor confianza, mayor lealtad”

Más que la parte policial de procedimiento, al oficial le gusta esa parte social de llegar y conversar con la gente.


 Por La Tribuna

61-capitán-Rebolledo

El subcomisario de Cabrero, capitán Cristian Rebolledo Verdugo, es oriundo de la ciudad de Iquique, lugar donde aún viven sus padres. Su familia está compuesta por cinco hermanos, de los cuales tres son Carabineros mientras que su padre es retirado y jubilado de la Fuerza Aérea.

Tras terminar su cuarto año medio, postuló a la Escuela de Carabineros, trasladándose a la ciudad de Santiago donde permaneció durante los tres años de escuela más su cuarto año de práctica.

En 2006 fue trasladado a Chillán, donde trabajó por tres años para, luego, ser destinado a la Prefectura de Carabineros de Bío Bío, en donde ya lleva seis años trabajando en los servicios.

Desde el 21 de marzo de 2013 es quien está a cargo de la subcomisaría de Cabrero.

-¿De dónde nace la idea de ser Carabinero?

En la Enseñanza Media, cuando estaba en primero o segundo, siempre me llamó mucho la atención la forma de los uniformados: el uniforme, la formalidad, disciplina.

Entre las conversaciones que tuve con mi papá, me decía que era espectacular que me interesara y lo que más le gustaría era que fuera carabinero.

Yo vivía en una población fiscal que era de la Fuerza Aérea, pero al frente vivían carabineros. Me empecé a relacionar mucho con ellos, jugábamos a la pelota y tenía amistades.

Siempre me gustó lo que hacía Carabineros, la disciplina. Dije “voy a postular”, siempre con la idea fija hasta que salí de cuarto medio y postulé. Si bien la primera vez no quedé, después de intentarlo nuevamente quedé.

 

-¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo?

Lo que más me gusta de mi trabajo es que uno se puede desenvolver con todo el mundo. Por ejemplo, puedo ir a una junta de vecinos, a la municipalidad o desenvolverme con un grupo elite de personas, y en todo momento por ser, entre comillas, autoridad de Carabineros, tengo una llegada hacia todo el mundo, y eso es bueno porque uno saca experiencias de vida.

Gracias a mi trabajo -que es lo principal para mí- puedo estrechar los lazos de comunicación, confianza, acercar a Carabineros con la ciudadanía, y eso me gusta mucho hacerlo. A lo mejor, más que policial de procedimiento, me gusta más la parte social, de llegar y conversar con la gente.

-¿Cuál ha sido la política que usted ha implementado en Cabrero desde que asumió?

La política mía siempre es tratar de que Carabineros se sea consciente. Es decir, a mayor confianza, mayor lealtad. Si yo le digo a Carabineros que hagamos tal cosa, que sea consciente y que se cumpla esa orden, porque el mandato que uno le están dando es en base a disminuir, lógicamente, los delitos y llegar a la gente, conversar con ellos, sacar información.

Entonces, mi política siempre va a ser la transparencia, llegar a las personas. La idea es tener muy buenas relaciones con la ciudadanía, y a mayor confianza, mayor lealtad.

 

-¿Qué espera para este año?

Nosotros tenemos un sistema en donde nos miran como unidad; es decir, cuántos delitos llevamos y comparamos con años anteriores.

De los dos años y fracción que llevo al mando, estadísticamente hemos disminuido los delitos en 2013 y 2014 en Cabrero y en 2015 todavía seguimos bajando.

Mi propósito es que de aquí a fin de año, con todos los Carabineros, sigamos disminuyendo los delitos y no pasemos a cifras negativas, sino que, comparado con el año pasado, podamos decir que terminamos con una disminución.

Si logro esa meta, yo me voy a sentir sumamente conforme, porque sería el cuarto año que van disminuyendo los delitos en Cabrero.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
Cabrerocapitancristianrebolledosubcomisario

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes