jueves 19 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Los Ángeles

“Es la vida y pasión que quiero vivir hasta el final de mis días”

Desde pequeña se fue destacando en la danza y en su facilidad para hacer las coreografías.


 Por ALEJANDRA SANCHEZ OCAMPO

carolina-principal

Alejandra Sánchez Ocampo

[email protected]

 

Carolina Medina, es profesora Básica de profesión, y bailarina de Danza Oriental, además de ser la directora de la primera academia en este estilo en la comuna. Aprendió la danza de su madre, y durante todos estos años se ha perfeccionado con una amplia gama de maestros internacionales que vienen a Chile.

 

¿Cuándo eras pequeña que querías ser?

Quería ser Bailarina y Astrónoma.

 

¿Cómo nació tu interés por la danza?

Mi madre era profesora de danza en una escuela y yo siempre la acompañaba a dar sus clases. En un principio solo miraba, pero con el tiempo eso cambio y me fui integrando en las obras de teatro y  revistas de gimnasia.

Con el tiempo me fui destacando en la danza y en mi facilidad para hacer las coreografías.

 

¿Cómo y cuándo te iniciaste en el mundo de la danza?

Me inicie de forma natural. Mi madre nunca me obligo, pero al escuchar la música clásica y recibir las enseñanzas de ella, siento que eso desarrollo una sensibilidad especial en mí, y me abrió los sentidos, he hizo que me animara.

 

¿A qué edad?

Entre los 5 y 6 años de edad.

 

¿Cuándo Bailaste por primera vez y que sentiste?

Danza clásica por primera vez en la básica, tenía 12 años y me sentí muy segura.

Pero cuando baile por primera vez danza oriental, me emocione, fue espectacular, y sentí que era lo mío.

 

¿Cómo te apoyó tu familia como artista?

Mi familia siempre me apoyo y alentó a tomar clases con los maestros internacionales que llegan a Chile.

 

¿Qué momento recuerdas como el más importante en tu carrera como bailarina?

Cuando conocí a la señora Ximena Mart, profesora y bailarina de danza oriental, estudiosa de las distintas danzas folklóricas y tradicionales egipcias, y precursora de los primeros seminarios a bailarinas en Chile. En el 2007 trajo por primera vez a nuestro país a Mohamed Kazafy, el mejor bailarían de folklore egipcio del momento a darnos clases.

Tanto ella como el me abrieron las puertas a la maravillosa danza oriental, ahí supe de qué se trataba todo esto y ellos me motivaron a seguir estudiando y perfeccionándome.

 

¿Cuál es tu estilo de danza favorito y por qué?

Es difícil esta pregunta, ya que me gustan todos los estilos, pero sin lugar a dudas el Oriental clásico y tradicional, y también la Percusión árabe.

 

¿Tienes alguna canción o autor favorito para tus actuaciones?

Si, dependiendo del estilo que interpretes son los distintos autores, si bailo un Oriental Clásico, elijo a las cantante la Egipcia Oum Khaltum o Warda, si es folklore, por ejemplo un saidi Los músicos del nilo, si es un romántico moderno Wael Kofoury y si es percusión Hossam Ramzy.

 

¿Tienes alguna cábala o cómo te preparas antes de cada actuación?

Si, la música que voy  a bailar la escucho una sola vez, así dejo que fluyan todas mis emociones y sensaciones en el momento.

 

¿Cómo surgió la idea de comenzar con tu academia?

Surgió hace 6 años atrás. Después de trabajar mucho y dando clases por más de 4 años en distintos pueblos, gimnasios, academias, escuelas y colegios acá en Los Ángeles.

Claramente como una necesidad de tener mi propio espacio, trabajar de forma independiente y con mi propia energía.

 

¿Qué es lo que aporta este baile a las mujeres, Por qué atrae tanto?

Esta maravillosa danza aporta un cambio interno, un cambio de actitud en la mujer, un reencontrarse y aceptarse en los distintos procesos de su vida a mejorar su autoestima, y aprender a lidiar con su paciencia y tolerancia con ella misma, con el pudor con su ego y los prejuicios y efectismos del entorno.

En algunas mujeres les atrae por su historia, por su música, por el misticismo, en otras por el sueño que tienen de verse bellas principalmente y muy flacas.

 

¿Qué aptitudes consideras que debe tener una buena bailarina de danza oriental?

Principalmente talento innato o adquirido, ser culta y estudiosa de su historia y música, perfeccionarse todo lo necesario y que pueda, durante toda su trayectoria, ser creativa, humilde y muy trabajadora, buscar su propia identidad, que es algo esencial y fundamental, jamás copiar.

 

¿Qué crees que es lo mejor que puede ofrecer la danza oriental?

En términos de técnica, la capacidad de desarrollar habilidades y destrezas que no conocías, aprender a trabajar tu cuerpo, músculos y respiración, aprender técnica de disociación y aplicarla a la danza, conectarte con tus emociones, ser tu misma.

En mi caso, lograr todo lo que me he propuesto cumplir, el sueño de trabajar en lo que yo elegí y decidí para mi vida ser feliz. 

 

¿En qué te encuentras actualmente?

Después de mi gala, ya planificando e ideando algunos proyectos para este 2015, principalmente mis clases regulares que comienzan en marzo y eventos. La verdad no descanso mucho.

 

¿Cuáles son tus proyecciones?

De partida, tomar muchas clases este año con una amplia gama de maestras y maestros internacionales que llegaran a Chile, participar de los festivales nacionales si es posible, y viajar a Egipto, en un corto plazo, a un festival muy importante que se realiza año a año, para eso debo trabajar mucho.

 

¿Qué significa para ti la danza oriental?

Es la profesión que elegí, la vida y pasión que quiero vivir hasta el final de mis días.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
academiabarbarabasuralCampeonatocarolinaclausuracolocolitodanzael litreescuelafestivalesfutbolhuepilinfantiljardinlos jardinesmedinaNACIMIENTOnuevanuevoorientalpalomillaprofesoraPROYECTOsantatucapelVeredavilla

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes