lee nuestra edición impresa

Noticias

Robo a la salida de los bancos: la peligrosa modalidad delictual de moda

El subprefecto de la PDI, Mauricio Arancibia, entregó distintos consejos para evitar ser víctima de este delito.


 Por Camila Celis

PDI-Policia-de-Investigaciones (3)

El robo modalidad “salida de bancos” es uno de los delitos más frecuentes en Chile, incluso considerando las medidas de confinamiento y aforo al interior de las entidades bancarias.

La región del Biobío también se ha visto afectada por ese tipo de ilícitos, aunque todavía es poco común.

El concepto “salida de bancos” fue creado por las mismas bandas delictuales y comprende a aquellos delitos perpetrados a la salida de las entidades bancarias. Las víctimas que han retirado grandes sumas de dinero suelen ser marcadas, para luego ser atacadas. Legislativamente, estos hechos son tipificados como robo con intimidación, robo con violencia o hurto.

Según explicó el subprefecto de la Policía de Investigaciones, Mauricio Arancibia, “esto nace de bandas organizadas que tienen un líder, intimidadores, marcadores y un seguidor. Cuando la gente va a retirar dinero hay una persona que están observándolas y marcan a la víctima con algún distintivo. Luego lo abordan a la salida del banco o lo siguen en un vehículo y en algún momento le comentan que pinchó un neumático y aprovechan ese momento para robarle”.

Esta modalidad ha ido evolucionando con los años. Desde eventuales lanzazos a víctimas al salir de los bancos, hasta bandas organizadas con un nivel de especialización delictual más complejo.

La estructura de las bandas identifica cinco figuras o roles que pueden variar según el contexto, como la víctima a seguir, el monto a extraer y el lugar en el que se encuentra la entidad bancaria, entre otros.

EVOLUCIÓN GRACIAS A LA TECNOLOGÍA

La evolución de este modus operandi ha ido de la mano del uso de las tecnologías, las que han permitido a las bandas criminales modificar las formas de realizar los marcajes de las víctimas, siguiéndolas y ubicándolas por medio de una determinación audiovisual a través de teléfonos de última generación.

Las investigaciones por este delito son altamente complejas, ya que en su mayoría se concreta en otro sector que no es el de la entidad bancaria, incluso en ocasiones cuando las personas van llegando a sus domicilios.

De igual forma, el análisis criminal, el cruce de información, el trabajo del sitio de suceso y el peritaje de las evidencias, entre otros elementos a considerar, son componentes importantes en el desarrollo investigativo de estos ilícitos.

Frente a esto, el subprefecto Arancibia indicó que “si alguien es víctima debe ir a la PDI y hacer la denuncia. Nosotros comenzamos inmediatamente con las primeras diligencias: vamos al banco, conversamos con la gente, revisamos las cámaras y luego enviamos esa información a la Fiscalía”.

Según datos a nivel nacional entregados por la Policía de Investigaciones, 56% de las víctimas de esta modalidad delictual la han sufrido justamente a la salida de los bancos, el 20% fueron robos tras un neumático pinchado, y el resto de los ilícitos fueron catalogados como robo dentro del vehículo, engaño o distracción, hurto e intercepción de vehículo.

RECOMENDACIONES

En relación a estos hechos delictuales, Arancibia entregó distintos consejos a las personas que necesiten retirar grandes sumas de dinero en los bancos.

Explicó que “quienes acuden a una entidad financiera a girar dinero deben hacerlo siempre acompañados. Dentro del establecimiento, no contar el dinero a vista de todos, evitando que otros se percaten del monto girado. Si percibes que estás siendo observado o seguido por alguien de forma sospechosa al interior del banco, no salgas del lugar e informa al guardia de seguridad. Si al salir del banco eres perseguido por alguien, trata de volver inmediatamente y hablar con el guardia, o dar aviso a la policía. Al salir de la entidad bancaria, dirigirte al automóvil y revisa los neumáticos”.

Otros de los consejos que entrega la Policía de Investigaciones para evitar ser víctima de este tipo de delitos son privilegiar las operaciones bancarias por medio de internet (transferencias) o vales vista en lugar del giro, e intentar no repetir las rutinas, como rutas de desplazamientos o mismos horarios.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes