lee nuestra edición impresa

Desarrollo

Mural patrimonial cuenta la historia del barrio Yumbelino

El trabajó se desarrolló en dos meses, iniciándose los trabajos con un diseño participativo en donde fue la misma comunidad la encargada de definir el contenido.


 Por Patricio Gallegos

WhatsApp Image 2021-10-12 at 11.11.04

Tal cual como las hojas de un libro cuentan detalles de sucesos importantes, las murallas del barrio Héctor Dávila de Yumbel han sido el soporte para contar la historia, costumbres y tradiciones de toda una comunidad, gracias a la implementación del proyecto de muralismo patrimonial que el Programa Quiero Mi Barrio del Minvu implementó en este céntrico sector de la comuna santuario.

La iniciativa es parte del Plan de Gestión Social que está desarrollando en el sector Héctor Dávila, en el cual se han ejecutado otras iniciativas similares, entre las que se destacan un mural de 15 mil tapas plásticas y una intervención en mosaico. Lo novedoso es que la comunidad ha sido capacitada para manejar la técnica y de esta forma participar en su ejecución. Trabajos que han sido altamente valorados por los yumbelinos en general.

El seremi de Vivienda y Urbanismo en la Región del Biobío, Sebastián Abudoj señalo que, “de esta forma demostramos a la región que no sólo entregamos cemento, sino que todo el trabajo ejecutado en este barrio y en tantos otros, va de la mano de un acompañamiento social que nos permite que las familias se identifiquen con su entorno y se apropien de los espacios públicos que mejoramos”, indicó el seremi.

El mural patrimonial se desarrolló en un período de dos meses, iniciándose los trabajos con un diseño participativo en donde fue la misma comunidad la encargada de definir el contenido y las imágenes que se llevarían a la muralla.

El diseño responde a las experiencias de vida de los participantes, fueron ellos mismos quienes relevaron los orígenes campesinos de la comunidad, sus formas de vida, costumbres y tradiciones. También se dio énfasis al traspaso de conocimiento de los adultos mayores a las generaciones más jóvenes, elementos que fueron plasmados en este mural de 20 metros de largo por dos metros de alto.

En el proceso de pintado, la comunidad fue aportando algunas horas de trabajo para concretar la idea final, que muestra los juegos infantiles de las generaciones pasadas, la ida en búsqueda de los camarones de tierra, el paisaje del barrio, la agricultura a pequeña escala, la importancia de las abejas y las antiguas cocinas o fogones.

Elena González, vecina que participó en el diseño del mural, indicó que, “fue un trabajo de largo aliento, paras que las nuevas generaciones conozcan un poco de su pasado. Hemos visto cómo los niños preguntan a los adultos qué significan esas imágenes y de esa forma se les explica un poco la historia del barrio y cómo se vivía antiguamente.  Todavía mantenemos algunas tradiciones, como el cocinar camarones en el invierno, ir en busca de atados de leña para la estufa y plantar pequeñas huertas. Nuestra historia se mantiene viva con este mural”, explicó la vecina.

El mural patrimonial puede ser visitado por quienes llegan a la comuna santuario, y se encuentra ubicado en la intersección de las calles 18 de septiembre y Pradenas, en el céntrico barrio Héctor Dávila de Yumbel.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
La TribunaMural patrimonialYUMBEL

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes