suscríbete al boletín diario

Noticias

Los avances del inédito proyecto de desarrollo conjunto que realizan vecinos del lago LLeulleu

Las 90 familias que forman parte de la comunidad Juan Lincopán y CMPC trabajan en la implementación de un polo turístico, en restaurar el bosque nativo, cultivar la tierra, generar nuevos puestos de trabajo y contar con espacios interculturales.


 Por Prensa La Tribuna

Imagen 1 (1)

Como un reconocimiento a su rama familiar originaria varias comunidades mapuche llevan el nombre y apellido de sus líderes fundadores. Este es el caso de la comunidad Juan Lincopán, integrada por 90 familias que habitan alrededor de la ribera del lago Lleulleu, ubicado al oeste de la cordillera de Nahuelbuta en la Región del Biobío.

¿En qué está hoy esta comunidad? Se encuentra trabajando en un ambicioso proyecto junto a CMPC que les permitirá mejorar su calidad de vida, generar nuevas oportunidades de ingreso económico y difundir su cultura.

Lo anterior, en paralelo al pronunciamiento de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena Conadi respecto del proceso de compra del Fundo Ranquilhue, propiedad de CMPC, y que la compañía puso a disposición del organismo estatal. Las empresas forestales han manifestado su disposición a vender a la Conadi alrededor de 14 mil hectáreas, de las cuales 1.700 corresponden a CMPC.

La compañía con los vecinos de la comunidad decidieron dar curso a varias iniciativas de desarrollo. “El trabajo que ya tiene CMPC en la zona nos ayudó a identificar que podemos avanzar junto a los vecinos en la mejora de sus condiciones de vida de acuerdo a sus capacidades y sus necesidades”, describe el subgerente de Asuntos Corporativos Araucanía-Zona Austral, Ignacio Lira.

Uno de los proyectos que está en plena implementación es la creación de un polo turístico, donde se habilitará un camping comunitario en la ribera del lago Lleulleu en un terreno que abarca 25 hectáreas y que será administrado por la comunidad. Esta propuesta contempla además cabañas, huertos y la habilitación de una playa que se transformará en balneario.

Estas iniciativas tendrán como punto de unión una “plaza central”, que funcionará como lugar de reunión tanto de las 200 personas que componen la comunidad Juan Lincopán como de los vecinos y turistas que visiten la zona.

Además, se habilitará un mercado de productos locales, donde se podrá comercializar y contar cómo la elaboración de estos productos forma parte de su herencia cultural.

Cabe señalar que este polo turístico también cuenta con la asesoría de expertos, que en este caso ha sido liderado por Factoría Diseño, oficina de arquitectura formada por la arquitecta Susana Herrera, que ha relevado la participación de la comunidad en todo el proceso tanto en el diseño y ejecución como en la posterior administración.

“Todo este plan ha tenido la participación constante de los vecinos, atendiendo las características interculturales de la comunidad, ya que en estas iniciativas están pensados espacios ceremoniales para rogativas mapuche y el desenvolvimiento de las machi”, explica Lira.  

Por otra parte, junto a este proyecto de turismo se están desarrollando iniciativas agrícolas, con 7,7 hectáreas de plantaciones, donde junto a los productos que las familias cultivarán para su sustento incluirán plantas medicinales propias de la cultura mapuche.

Así también se considera la restauración de 25 hectáreas de bosque nativo con senderos para recorrerlo y encontrar especies como el roble, raulí, notros, maqui, quillay, coihue, peumo y canelo, entre otras.

Y dentro de las labores agrícolas que tendrá el fundo Ranquilhue habrá zona de plantaciones forestales que permitan sumar nuevos puestos de trabajo. Se estima que el proyecto completo, una vez en pleno funcionamiento permitirá la ocupación de cerca de 60 personas. 

PROYECTO LLEULLEU

Los proyectos con la comunidad Lincopán se suman a una serie de iniciativas que CMPC desarrolla con 14 comunidades del sector con el “Proyecto Lleulleu”.

Este consiste en trabajar junto a los vecinos en programas que permitan aumentar la empleabilidad, terminar con la deserción educacional, mejorar la infraestructura comunitaria, mejorar el acceso al agua para consumo humano y riego, potenciar el turismo y generar alianzas para fomentar iniciativas de desarrollo que contribuyan a generar oportunidades en la zona.

“En CMPC diariamente convivimos con cerca de 380 comunidades mapuche de distintas zonas del sur del país. Es parte de nuestra preocupación como empresa involucrarnos con la realidad que viven nuestras vecinas y vecinos en las regiones donde tenemos operaciones”, agrega Ignacio Lira.

De hecho, el conjunto de iniciativas que están en plena ejecución actualmente ha permitido en la zona la creación de cerca de 400 empleos en manejo forestal; prevención y combate de incendios; restauración de bosque nativo, construcción y turismo.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
CMPCComunidadesEmpleosLleulleumanejo forestalmapuchesPLAZA

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes