suscríbete al boletín diario

Noticias

La crisis del transporte público: Disminución de pasajeros alcanzó un 90% según gremios angelinos

Dirigentes de transportistas locales reflejaron la dura realidad de esta nueva cuarentena, donde catalogaron como “tardías e ineficaces” las medidas económicas de apoyo al gremio


 Por Cristian Salazar

TRANSPORTE

Este nuevo proceso de cuarentena en Los Ángeles ha golpeado duramente a distintos gremios de nuestra ciudad debido a la restricción de movilidad y el segundo confinamiento de la capital de la provincia de Biobío, donde el gremio del transporte público ha visto una considerable disminución de personas que se trasladan dentro de la comuna, y lo que ha generado un nuevo golpe económico a dueños de microbuses y colectivos.

En entrevista con diario La Tribuna, dirigentes locales abordaron aspectos relacionados con el impacto de la nueva y prolongada cuarentena que se mantiene en la ciudad y los efectos negativos en el rubro del transporte de pasajeros, con la inminente caída en el  traslado de personas y el retiro de máquinas de circulación en medio de este nuevo proceso de confinamiento.

ASOCIACIÓN DE TAXIBUSES

El presidente de la Asociación de dueños de taxibuses urbanos de Los Ángeles, Juan Zapata se refirió a las cifras negativas que deja la pandemia y al impacto que deben enfrentar los conductores del transporte público. “Nosotros hoy día estamos casi en un 90% de pérdida de pasajeros, o sea es muy crítico, y estamos muy complicados con el tema. Las máquinas nuestras andan igual haciendo el trabajo, pero hemos sentido y resentido el bolsillo en cuanto a la cantidad de público que andamos trayendo, no así cuando ya pasamos después de cuarentena a fase dos donde repunta inmediatamente, pero en esta nueva cuarentena ha sido súper complicado”, precisó.

En esa misma línea Zapata agregó que hoy se está trabajando con un 40% de la flota, con máquinas que algunos casos, sólo generan ingresos para los gastos básicos. Al respecto relató que “los empresarios muchas veces no ganan ni para financiar el petróleo, o sea se paga el trabajador, el chofer, pero al dueño, que tiene que renovar los neumáticos, sacar revisión técnica y todo, muchas veces sale en contra”. Además comentó que en el caso de los subsidios entregados al gremio han significado una ayuda importante para desestimar –de momento- la venta de las máquinas debido a la compleja situación económica a la que se ven enfrentados.

El presidente del gremio de taxibuses además se sumó al llamado de aumentar el apoyo económico para los transportistas en tiempos de cuarentena, “aquí se dio un bono que fue para el transportista, para taxis colectivos, para furgones escolares, pero fue una sola vez por 350 mil, y solamente algunos calificaron para eso, no todos. Aparte de eso se otorgó un crédito por $320.500 en el cual eran 3 cuotas, pero se ha pagado una cuota, y el resto nada”, por lo que calificó las medidas económicas de ayuda como “tardías e inefectivas”.

ASOCIACIÓN DE TAXIS COLECTIVOS

Por su parte Cristian Rogazy, presidente de las líneas de colectivos Paillihue números 15, 25, 26, 27 y 28, además de dirigente de la Asociación de Taxis colectivos de Los Ángeles, manifestó que “en general en esta pandemia, hemos tenido una baja importante, por lo que un 70% de nuestra flota dejó de trabajar prácticamente, y con el paso del tiempo se fueron retomando un poco más, pero con la primera cuarentena volvimos a foja cero de nuevo con todo esto y con suerte nuestros choferes se hacen cinco mil pesos para poder comer”, relató.

A lo anterior, y en relación con este nuevo proceso de confinamiento que afecta a la comuna, Rogazy comentó que “cuando salimos de la primera cuarentena hubo una luz de esperanza en que volvía todo a lo normal y que el trabajo se volvía relativamente bueno, considerando los tiempos por supuesto, pero volvió esta nueva cuarentena y los choferes sufren con una baja de ingresos otra vez, y los propietarios no ganan prácticamente nada y andan exponiendo sus máquinas y desgastándolas por la nada misma de plata”, sostuvo.

En relación a la cantidad de vehículos trabajando en esta cuarentena, Rogazy indicó que “ahora tenemos un 40%, estábamos llegando a un 70%, pero bajamos nuevamente a un 40% forzoso, ya que le pedimos a nuestra gente que también preste el servicio porque igual hay gente que tiene que trabajar en los servicios indispensables, pero forzosamente tenemos un 40% en la calle”.

Finalmente Rogazy acusó “letra chica” en entrega de bonos al gremio, donde indicó que “la ayuda económica que tuvimos fue un bono que anunció el gobierno para el transporte de 350 mil pesos, pero con letra chica, donde muchos no lo recibieron por causas que hasta el día de hoy se desconocen, y otros simplemente no porque les indicaron que habían recibido ayuda de otros lados, entonces fue lo único que le han dado al transporte a nivel central”, finalizó.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
colectivoslocomociónLos ÁngelesMicrobusestransporte público

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes