suscríbete al boletín diario

Noticias

Calor extremo: los años en que se superaron los 40 grados en Los Ángeles

Aunque el miércoles pasado hubo 40,1 grados, el récord se produjo hace poco. El 26 de enero de 2017, a las 17 horas, el termómetro marcó 42,2 grados.


 Por Juvenal Rivera

mucho calor, Los Angeles

¿Ha hecho calor, cierto? El miércoles último, los termómetros no se cansaron de subir y subir en un febrero especialmente caliente, lo que ha obligado a buscar refugio en piscinas, ríos o el simple y salvador “manguereo” en el patio de la casa aunque, claro, debidamente limitado por la pandemia del coronavirus.

Sin embargo, los 40,1° medidos hace unos días no son únicos. De acuerdo a los datos de la Dirección Meteorológica de Chile, el 2 y 3 febrero de 2019 hubo una brutal ola de calor en que los termómetros se encumbraron hasta marcar 40,4°, a las 16,15 y a las 17,30 horas respectivamente. Súmele cuatro o cinco grados más por la sensación térmica así que se pudo decir, con total propiedad, que literalmente vivimos varios días en un horno.

Pero, aunque usted no lo crea, no es el día más caluroso que ha tenido Los Ángeles. El récord de récords se produjo hace poco.

El 26 de enero de 2017, a las 17 horas, el termómetro marcó ¡42,2°! ¿Se acuerda de ese día? En esa jornada se estaban produciendo gigantescos incendios forestales en las Regiones de O’Higgins, Maule y Biobío que dejaron una estela de destrucción y muerte.

Sin embargo, los mismos registros de la Dirección de Meteorología de Chile revelan que hubo otros años en que el calor se mostró inclemente con los habitantes de esta parte del mundo. De hecho, desde que existen registros climatológicos (1951) han habido seis ocasiones en el termómetro rebasó la barrera psicológica de los 40 grados en Los Ángeles.

A las jornadas ya reseñadas, se suma lo ocurrido el 20 de febrero de 2002. A las 16,30 de ese día, sólo hubo 40,1°.

Pero mucho antes, en 1961, también hubo una temperatura récord. El 26 de enero de ese año, el calor llegó a los 40,7°, incluso más alto que lo que tuvimos en días recientes.

Y antes, mucho antes, el 6 de marzo de 1958 – época que suele ser poco común para temperaturas extremas – los registros indicaron que la temperatura de ese día ¡fue de 41,5°!

Si hubo jornadas anteriores a 1951 en que hubo calor rebasó los 40 grados, eso no lo sabremos. Por lo pronto, a los expertos advierten que estas temperaturas continuarán siendo mucho más habituales de lo que han sido hasta ahora… y hay que prepararse.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes