suscríbete al boletín diario

Noticias

Profesora de danza árabe agradeció muestras de solidaridad

Agradecida de las múltiples demostraciones de colaboración y ayuda se manifestó Ruth Saläh, luego que se divulgara la compleja condición que vive con su hijo Patricio por el término de las actividades debido al coronavirus.


 Por Juvenal Rivera

61, Ruth y Patrricio

“No ha parado de entrar, gota a gota, logrando así formar una bendita y gratificante lluvia de amor que logró limpiar una senda que arrastraba egos, costumbres y miedos, conceptos que atemorizaba nuestro quebrantado ser”.

Con estas palabras, la maestra de danza árabe Ruth Saläh se refirió a las colaboraciones y demostraciones de cariño que recibió en las últimas dos semanas, luego que se divulgara la dramática situación que vivía con su hijo Patricio Urrutia, quien sufre de una esclerosis múltiple progresiva, enfermedad degenerativa que lo tiene postrado en cama.

La situación se agudizaba porque, desde el inicio de la pandemia del coronavirus en marzo pasado, su madre había tenido una merma considerable en sus ingresos debido al término de los eventos, capacitaciones y clases. De hecho, sólo percibía 180 mil pesos al mes por unos talleres virtuales del programa CeMujer de la Municipalidad de Los Ángeles. En tanto, la pensión de invalidez de Patricio es usada exclusivamente para medicamentos, pañales, sabanillas, cremas para masajes y otros.

En la fecha en que se publicó el reportaje sobre ambos, ella adeudaba un par de meses de arriendo, solo había recibido como ayuda directa una caja de alimentos pero ni siquiera contaba con una cocina para preparar la comida.

Además, aunque había postulado a los bonos y ayudas gubernamentales, en principio no calificó por no tener la información actualizada. Ahora, estaba a la espera de las apelaciones, cuya respuesta la tendría recién en agosto.

LLUVIA DE AYUDA

Bajo ese contexto, desde que se divulgó su situación, no han cesado de recibir ayuda de parte de personas e instituciones públicas y privadas que se conmovieron con su situación y la de su hijo Patricio.

De distintas maneras, además de expresar su solidaridad, le han hecho aportes para cubrir las necesidades más urgentes y recurrentes de su hijo, incluso con la posibilidad de obtener una casa y de contar con un instrumento que le ayuda a desplazar a Patricio dentro del propio hogar.

Rut Saläh aseguró que “esta ventana de ayuda quedará habierta para  que gota a gota cubra las urgentes necesidades recurrentes de la esclerosis múltiple progresiva en la CuentaRut Nro. 15511941 de Patricio Adolfo Urrutia Salazar, e-mail soyelpato@yahoo.com”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes