domingo 23 de febrero, 2020

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Noticias

Central Frontera: empresa precisa situación del proyecto y vecinos piden más antecedentes

Desde 2016 que la Central Frontera tiene los permisos ambientales para iniciar su construcción en las cercanías de la localidad ribereña del río Biobío. Sin embargo, la presidenta de la junta de vecinos fustigó que frente a trascendidos del inminente inicio de obras, no han recibido información de parte de la compañía.


 Por Juvenal Rivera

91, río Biobío frente a San Carlos de Purén

En los primeros días de este 2020, el Diario Financiero informaba que uno de los grupos empresariales más importantes del rubro de la construcción, SalfaCorp, se había adjudicado las obras de construcción de la Central Frontera, cuya inversión supera los 150 millones de dólares.

El proyecto energético, que tiene una potencia instalada de 109 MW, se planificó sobre el lecho del río Biobío, justo en el límite de las comunas de Los Ángeles y Mulchén, a unos cinco kilómetros al poniente de la localidad de San Carlos de Purén, conocida por su fuerte español, que desde 1976 es monumento histórico nacional.

Desde el 12 de febrero de 2016, la iniciativa tiene el visto bueno ambiental después de haberse aprobado el Estudio de Impacto Ambiental (EIA), que expuso los principales inconvenientes que podría ocasionar y también las acciones de mitigación.

Se trata de una de las mayores inversiones proyectadas para la provincia de Biobío en el inicio de esta nueva década, junto a iniciativas como la Autopista Nahuelbuta, obra vial de más de 230 millones de dólares que unirá las ciudades de Los Ángeles y Angol en una ruta de alto estándar.

Además, la planta generadora tiene la particularidad de usar una nueva manera de producir electricidad: emplea la fuerza del torrente para mover las turbinas, reduciendo al mínimo la necesidad de embalsar el agua. El sistema se conoce con “run of river” y ya existe un ejemplo de esa tecnología en la zona con la Central Laja, situada en la comuna del mismo nombre, por el camino a María Dolores, que funciona desde principios de la década pasada.

El Diario Financiero también consignaba que el megaproyecto pertenece a la empresa Energía Llaima, la cual –después de licitar las obras civiles a SalfaCorp– iniciaría las obras a mediados de este año.

Sin embargo, Alejandro Donoso, gerente de Sustentabilidad y Asuntos Corporativos de Energía Llaima, salió al paso de las afirmaciones de SalfaCorp explicando que “el estatus del proyecto sigue siendo el mismo. No ha habido cambios en el último año. Actualmente, seguimos en el proceso de buscar financiamiento, lo cual, posteriormente, debe ser autorizado por el directorio de Energía Llaima”.

Con respecto a la noticia aparecida en la prensa, precisó que “si bien existe un acuerdo con Salfa” para ejecutar el proyecto energético, “no tenemos ningún contrato firmado con ellos. Primero, debemos esperar el resultado sobre el financiamiento”.

En torno a la relación con las comunidades cercanas a la Central Frontera, aseguró que ha habido vínculos incluso antes del ingreso a trámite en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA). “El equipo de gestión comunitaria de Frontera lleva años relacionándose de manera permanente y sistemática con las comunidades y juntas de vecinos que están cercanas al proyecto, logrando una comunicación fluida y eficaz. Incluso, nos relacionamos con otras comunidades que no están dentro del área de influencia del proyecto. Los apoyamos en diversas iniciativas y requerimientos propios de ellos”, afirmó.

En ese marco, sostuvo que no pueden hacerse cargo de los rumores respecto del inicio de las obras: “a las comunidades no se les ha informado nada formal u oficial, ya que no existe ninguna modificación en el estatus del proyecto. Nuestros compromisos adquiridos tanto con ellos como con la autoridad, se han venido cumpliendo de manera íntegra en estos seis años que llevamos en la zona. Cuando tengamos novedades, sin duda serán los primeros en saberlo y de manera directa y formal”.

JUNTA DE VECINOS DE SAN CARLOS

Sin embargo, la presidenta de la junta de vecinos de San Carlos de Purén, Luz Sánchez, tuvo una posición crítica en torno a la relación de los representantes de la central hidroeléctrica Frontera con la comunidad.

Aunque admitió tener una posición contraria a ese tipo de iniciativas por su impacto en el entorno natural, dijo que cuando asumió el cargo –hace tres años–, el proyecto ya estaba con todas sus autorizaciones y permisos por lo que “poco y nada se podía hacer”.

La dirigenta contó que después de la publicación en el Diario Financiero, que fue replicada por medios electrónicos de la región y también en el grupo de Facebook de la junta de vecinos, empezó a recibir dudas y consultas de los vecinos ante lo que se anunciaba como un pronto inicio de las obras.

Es que entre los residentes de San Carlos hay mucha expectación por la posibilidad de acceder a algunos de los puestos de trabajo en la central, más aún cuando también tienen opciones laborales en las obras de construcción de alcantarillado que se iniciaron hace algunos días. “Me preguntan a cada rato que si ya estaba recibiendo currículums y yo no tenía idea de eso”, comentó.

Aunque dijo que ciertamente pudo haber habido un error en la publicación divulgada por el medio especializado en materia económica, de todas formas reclamó porque debió haber sido avisada por representantes de la empresa de que no era como se indicaba, a fin de entregar la información certera a los vecinos.

Luz Sánchez adelantó que seguirán muy atentos a lo que suceda con los avances de la Central Frontera, de tal forma de representar de manera rápida y oportuna los intereses de la comunidad a la que pertenece.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes