viernes 17 de enero, 2020

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Noticias

Libro rescata la escena rockera de Los Ángeles en la década del 2000

Desierto Florido, sonidos y coletazos de una banda de rock, escrito por el músico Nadab Sandoval, relata la historia de una de las agrupaciones más exitosas de esa década y de músicos que iniciaron su carrera en la comuna para llegar al estrellato a nivel nacional.


 Por Juan Villalobos

11.1

El baterista Nadab Sandoval es uno de los músicos que vivió desde dentro la época de oro de la escena rockera de Los Ángeles durante la década del 2000, cuando bandas como Primavera de Praga o Desierto Florido lograron cierta notoriedad a nivel nacional y pudieron llegar incluso a cadenas internacionales como MTV. Hoy, varios de los músicos que formaron esas y otras bandas se encuentran trabajando en la escena nacional.

Sandoval cuenta esas y otras historias en su libro Desierto Florido, sonidos y coletazos de una banda de rock, escrito con la intención de dejar un testimonio de una época que mezcló el esfuerzo con el talento para llegar a destacar. El músico presenta esta noche el libro a las 20:00 en el Salón de las Artes de la Corporación Cultural Municipal de Los Ángeles, en donde además de adquirir un ejemplar se podrá conversar con el autor y recordar una época que quedó marcada a fuego en la historia musical de la ciudad.

En conversación con el programa Conexión San Cristóbal, junto a la periodista Verónica Tapia, Sandoval comentó en qué se inspiró y por qué la necesidad de dejar de documentar su paso por Desierto Florido, una de las agrupaciones que brilló en la época previa al streaming.

“En la década del 2000 existían bastantes bandas en la ciudad de Los Ángeles, de las cuales Primavera de Praga y Desierto Florido eran las que sonaban más porque tenían un estilo un poco más comercial. Existían otras como Escena, pero ellos se dedicaban a un estilo un poco más dark o gótico, que era para cierto tipo de público. Había bandas de colegios, que también se querían dar a conocer, como Fuera de Tiempo o Cajita Musical, que eran del Liceo Alemán. Nosotros nos hicimos muchas expectativas. El sueño era llegar a Santiago y ser conocidos. Nosotros postulamos a un sello discográfico que se llamaba Luna Dos Records, llegamos a ese estudio, grabamos desembolsamos plata… así grabamos un videoclip y salimos en la parrilla de Vía X durante un par de semanas. Nos programaron como artistas emergentes”, comentó el músico.

“Primavera de Praga y nosotros fuimos los que llegamos a Vía X. Nos fuimos a Santiago y nos quedamos allá. Empezamos a trabajar en un circuito local, donde es muy difícil insertarse porque la competencia es muy dura. Nosotros tuvimos la oportunidad de tocar junto con Taller Dejao, el primer proyecto de Gepe, después con artistas como Leo Quinteros, Matorral, Planeta No y varias bandas que hoy están dando que hablar. Al principio eran bandas emergentes igual que uno pero la constancia los llevó al estrellato y a cosas como tocar en Lollapalooza”, añadió.

TOCAR EL CIELO

No fue uno sino varios los músicos de esa época que lograron llegar a trabajar profesionalmente y hoy integran grupos reconocidos a nivel nacional. Así lo cuenta Sandoval: “Fuera de Tiempo tenía su baterista, que era Boris Ramírez. Él se fue a tocar con Primavera de Praga, después se fue a tocar con Los Petinellis y ahora es el baterista de Los Tres. Son músicos que partieron acá y se desarrollaron acá, que muchos no tienen idea”, comentó.

Sobre la inspiración para escribir el libro, Sandoval no tiene dudas. “Nace porque siempre ha existido la nostalgia que Desierto Florido no quedara en el olvido y que una historia personal pudiera relatar lo que sucedió en una década. Que en sí este libro pasa a ser patrimonio de la ciudad de Los Ángeles porque no teníamos nada escrito en torno a lo que eran las bandas de rock de esa década”, cerró el músico.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes