viernes 15 de noviembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Noticias

Profesora angelina llora por detención de estudiantes: “Me rompió el corazón ver cómo los golpeaban”


 Por Claudia Robles

PROFESORA3

La profesora angelina Elizabeth Tralma la tarde de ayer se sumó a las manifestaciones por el centro de la ciudad de Los Ángeles, junto a su esposo Juan Sarpi. En tales circunstancias, junto con expresar su solidaridad con las demandas ciudadanas, manifestó preocupación por la situación vivida por estudiantes en el centro de Los Ángeles la noche del martes.   

“Como profesora, me preocupa enormemente que aquí en Los Ángeles estén pasando cosas que nunca habían pasado. Por un lado, ver a los estudiantes, a la gente que se manifiesta y que pide lo más mínimo del derecho a expresarse y resulta que anoche vi con mis propios ojos cómo Carabineros encerró a un grupo de chicos, los golpeó de una manera atroz”, relató, en referencia a los incidentes registrados en calle Almagro con Caupolicán en el centro de la ciudad.

En este sentido, la educadora, que por años ejerció la docencia en diferentes planteles, dijo que se acercó a los Carabineros: “yo les pedí, les supliqué que no les pegaran a los chicos, que no estaban haciendo nada. Nuestros chicos aquí en Los Ángeles, nunca han hecho vandalismo. Nunca. Han sido ejemplo en las marchas…”.

Agregó que ya finalizadas las manifestaciones y sin existir hechos de violencia, Carabineros intervino de manera desproporcionada: “esa situación a mí me dejó bastante mal. Estoy muy preocupada porque nuestros chicos aquí en Los Ángeles no están preparados para una violencia así como la ejercieron los carabineros”.

“Les supliqué que no los golpearan, incluso hay un video. Yo les pedí que no los golpearan porque no estaban haciendo nada pero me mandaron que me fuera a estar con mi marido, eso me dijeron…. Verdaderamente quedé mal”, añadió.

En conversación con diario La Tribuna, la profesora se pregunta “qué les está pasando a los Carabineros… Es una institución que nos debe proteger. Los jóvenes no estaban haciendo nada. Incluso un niño fue detenido, había una camioneta”. Aún con preocupación expuso que alcanzó a preguntarle el nombre: “Felipe Díaz, me dijo, y se lo llevaron detenido. Un carabinero que se identificó como de la policía civil… Era un joven que iba con su polola al lado. Me gustaría saber qué paso con él, por qué lo llevaron detenido”.

La educadora, en la mañana de ayer, volvió a la Plaza de Armas de Los Ángeles junto a su esposo, Juan Sarpi, motivada por el movimiento social que surge y se mantiene en Los Ángeles, ocasión en la que cuestionó los hechos que vivió como testigo: “El Presidente tiene que tomar cartas en el asunto y no dejar que esto pase nunca más. No quiero ver a mis jóvenes, a mis niños, a mis alumnos golpeados de esa forma”.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes