jueves 05 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Noticias

El cambio climático que afecta con rudeza a la provincia de Biobío

Actualmente se está muy por debajo de los promedios históricos de precipitaciones en la provincia e inclusive bajo de lo que precipitó el año pasado con 594 mm en esta fecha. Al día de hoy se registran 578 mm.


 Por Claudia Robles

Plaga de Didymo
Plaga de Didymo

La situación de cambio climático en cuanto a déficit por falta de precipitaciones se ha agudizado durante el último tiempo en la región del Biobío, indica de manera clara y directa el informe de la Unidad de Hidrología de la Dirección General de Aguas, que define así varios periodos consecutivos con déficit y un débil superávit durante algunos meses del año, concentrándose las precipitaciones en cortos ciclos de tiempo.

En conversación con diario La Tribuna, Mauricio Melo Acuña, director regional de Aguas -DGA Biobío- afirmó que “en la provincia al día de hoy tenemos un 29% de déficit en comparación a los promedios estadísticos, que no es menor”.

Agregó que actualmente “se está muy por debajo de los promedios históricos de precipitaciones en la provincia e inclusive bajo de lo que precipitó el año pasado con 594 mm en esta fecha. Al día de hoy se registran 578 mm”.

El director regional de aguas subrayó que la provincia de Concepción es la que presenta mayor déficit dentro de la región con un 39% del promedio histórico, un 8% más bajo que el año anterior, lo que la sitúa en la zona con mayor grado de afectación.

Dentro de la región, en cuanto a déficit, el segundo lugar es para la provincia de Biobío y en las comunas lidera negativamente Los Ángeles.

“Ahora nos interesa que funcione bien el Laja y el Biobío. Hasta el momento, los caudales que están entregando, si bien son un poco inferiores al normal, están dentro de la curva de aceptación”, expresó Melo.

Respecto del panorama que se presenta en el Lago Laja, se indica que registra menos agua que el año pasado pero igual mantiene un 66 % de déficit con el promedio histórico.  “El año pasado, estábamos mucho más mal que ahora. Hemos recuperado un poco los niveles y el agua está un poco mejor que el año pasado. Tenemos un 6% más que a la misma fecha del año pasado” comentó, al agregar que en general “si bien había mucho más pluviometría en la región, el lago está mucho mejor que hace dos o tres años en la provincia”.

LA RIQUEZA DE LAS PRECIPITACIONES

Si bien es cierto, lo crítico es que disminuyan las precipitaciones, el lago Laja “está mucho mejor que en los años 2017 y 2018”, situación que el director regional de la DGA atribuye a un mejor manejo de las extracciones que se realizan en el lago, citando la firma del convenio entre ministerios y organizaciones de regantes de Biobío. “Debido al convenio que se firmó hace un par de años entre el ministerios y organizaciones de usuarios las condiciones son más favorables y lo otro es que la pluviometría igual ha favorecido a la cuenca del Laja y está mejor el llenado del lago”.

El convenio se firmó a mediados de noviembre del 2017, en los Saltos del Laja, entre el ministerio de Obras Públicas,  ENEL, ex ENDESA, el Gobierno Regional y las gobernaciones de Ñuble y Biobío, sumándose las Seremías de Energía y Obras Públicas, parlamentarios, canalistas y alcaldes de Biobío. Mediante el acuerdo, se reguló la operación y aprovechamiento de las aguas del Lago Laja, compatibilizando el uso tanto para riego como para energía, turismo y la sustentabilidad del lago.

CAMBIO CLIMÁTICO

En entrevista con Diario La Tribuna, Mauricio Melo planteó que el cambio climático seguirá afectando fuerte a la provincia de Biobío: “esperamos anticiparnos en el rol del Estado en esta materia, que constituye un desafío, mejorando las obras que tenemos y optimizando el uso del agua”.

Al respecto, precisó que son varias las estrategias que se pueden ocupar a nivel estatal y privado “con el uso de

tecnologías que sean más eficientes con el uso del agua. La agricultura ocupa un gran porcentaje del recurso y ellos están mandatados también a realizar un uso más óptimo del recurso”.

En la provincia de Biobío existe una red de canales de riego, que involucra uno de los consumos más importantes de agua para la producción, “una de las alternativas es mejorar los canales existentes, donde no se filtre tanta agua con nuevas técnicas, más eficientes, desde goteo hasta aspersión a pivote”, entre otras.

Plantea que es necesario mejorar la infraestructura, revestimiento de canales, realizar más obras de acumulación de aguas, “eso obviamente va mejorando la eficiencia del recurs, y esa es la labor que tenemos que hacer entre el Estado y privados, en el corto plazo, para afrontar el tema de déficit hídrico”.

SISTEMAS DE RIEGO

Mauricio Melo sostiene que la red de canales existentes en la provincia de Biobío es añosa y que urge mejorar el sistema, por cuanto “la red de canales es tremendamente antigua. Hay que mejorar de bocatomas. De hecho en el Laja las bocatomas de los regantes son muy antiguas y necesitan ser optimizadas al igual que la red de canales, que muchas veces no están revestidos y van por suelos muy arenosos… con mucha pérdida de infiltración de esas aguas”.

Respecto del impacto que ya se observa a consecuencia del déficit hídrico aseveró “hay un tema que hay que plantearlo a nivel país. Debemos empezar a tener una mirada diferente porque esto significa cambiar nuestro patrón de desarrollo, de infraestructura en general, para afrontar el panorama actual y la cultura en cuanto al uso del agua”.

Remarcó que “es un tema vital y que deriva en acentuar la educación hacia nuestros hijos y de nosotros como tal, tender a mejorar el uso más eficiente del agua. Somos la generación que tiene que asumir esta situación como un desafío y ejecutar directrices, lineamientos como para poder enfrentare este cambio climático”. 

DATOS A DESTACAR:

-La región del Biobío presenta en los principales ríos un déficit promedio de 33.2% para el período abril 2019 – julio 2019, mientras que el mes de julio 2019 presenta a la fecha un déficit de 22.0%, según detalla el boletín de la Unidad de Hidrología-

-La estación Río Laja en Tucapel 2 presenta un déficit en cuánto a disponibilidad, con un 59.7% de déficit promedio en el período abril 2019 – julio 2019, y si se considera sólo el mes de julio 2019, éste presenta un déficit del 47.8% respecto de los promedios históricos.

Estado de Embalses

Laguna Laja presenta un 33.3% de llenado respecto de su promedio histórico y 19.6% respecto de su capacidad.  –

Embalse Ralco, presenta un llenado de 35.1% por sobre el promedio histórico y un 63.9% de llenado respecto de su capacidad.

Embalse Pangue, presenta un llenado de un 9.8% por sobre el promedio histórico y un 95.2%, de llenado respecto de su capacidad.

Fotos dron Esteban Pérez

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
Cambio ClimáticoDeficit Hídrico

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes