jueves 17 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Noticias

Como el ave Fénix


 Por La Tribuna

Alejandro Mege Valdebenito.

Respondiendo a una invitación del alcalde de Los Ángeles, un numeroso grupo de personas, representantes de empresas, colegios profesionales, instituciones de educación superior, comercio y turismo; autoridades políticas y funcionarios de distintos servicios y niveles,  medios de comunicación, así como vecinos de la ciudad interesados en la temática de la convocatoria, se reunieron el jueves recién pasado en el Club de La Unión, para informarse de las gestiones realizadas y aunar esfuerzos para revivir el ave fénix -que ha nacido, muerto y  renacido varias veces-  en la forma de vuelos comerciales que mejoren la conectividad de nuestra ciudad y provincia como una necesidad latente de transporte aéreo.

El empeño no es inédito ni nuevo. Distintos gobiernos comunales y provinciales anteriores, así como autoridades políticas y diferentes personas de la vida social y económica, han estado desde hace varios años realizando gestiones para reanudar de manera permanente los vuelos comerciales que coloque a la ciudad de Los Ángeles y a la provincia de Biobío a la altura de la importancia que tiene en cuanto a cantidad de habitantes y actividades forestales, agroindustriales, inmobiliarias, comerciales, educacionales, turísticas, culturales. De crecimiento y desarrollo, en suma.

El alcalde de la ciudad y un profesional del municipio hicieron un informe detallado de los contactos efectuados que hacen factible la reanudación de vuelos comerciales y se escuchó a varios de los asistentes, entre ellos al único parlamentario presente quienes, junto con aportar su experiencia y antecedentes sobre la materia, se sumaron a la iniciativa y comprometieron sus esfuerzos para que los vuelos comerciales se reanuden lo antes posibles, contribuyendo a hacer presente y resolver como comunidad las variables que implican a una empresa asumir el costo del servicio de un transporte aéreo que le resulte sustentable y, al mismo tiempo, resulte apropiado para quienes hacen uso de ello.

Si se considera que una expedita y oportuna conectividad, constituye un bien común para satisfacer las necesidades de las personas y de  las actividades que realizan para una mejor calidad de vida, le corresponde al Estado y a quienes cumplen funciones y atribuciones delegadas atender esas necesidades y, en el caso del aeródromo de Los Ángeles, facilitar los recursos y la asistencia administrativa y técnica que se requiere, lo que obliga a los ciudadanos a contribuir con la iniciativa que, directa o indirectamente, beneficia a todos.

Así, cuando el tema de “brechas” en la losa de la pista de aterrizaje del aeródromo que, sin duda es importante considerar, más no invalidante hoy para el uso de aviones de mediano tonelaje, como  quedó demostrado en las distintas intervenciones, es usado como argumento para justificar el atraso en el inicio de los vuelos comerciales queda la impresión que la “brecha” que debe arreglarse primero es la que existe entre las distintas autoridades y hacer un frente común, ya que lo que interesa  a todos es el objetivo que se persigue, no tanto quién y cuándo se hizo ésta u otra gestión. Ya habrá, en su momento, el reconocimiento para quién o quienes facilitaron el proceso y no le pusieron obstáculos, a veces por desconocimiento, otras, por protagonismos.

El renacimiento del ave fénix de los vuelos comerciales requiere de la participación y generosidad de todos, por sobre los dividendos políticos que se quieran obtener y que los ciudadanos sabrán valorar.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes