lee nuestra edición impresa

Noticias

Dejando los pies en la calle: así lograron llevar a sus hijos a Panamericano de judo

Las familias angelinas lograron reunir sólo por las suyas el dinero para que los jóvenes defendieran la bandera en la máxima cita continental debido a la paupérrima ayuda de las autoridades.


 Por La Tribuna

14-11-2018_18-55-551__karate9-2

Un logro a través de la venta de completos, empanadas, dulces, rifas y otros realizaron las familias de los jóvenes angelinos para obtener los recursos necesarios que confirmaran la asistencia de sus hijos en el Campeonato Panamericano & Sudamericano de Judo en Guayaquil, Ecuador que se realizará entre el 16 y 18 de noviembre.

Los judocas que gracias al esfuerzo de sus padres lograron ir a la cita continental, son en categoría sub 15, Luis Borgoño, quien se encuentra en lo máximo de la tabla de ranking nacional y, en sub 13, Víctor Correa, quien ocupa la segunda posición del país en su categoría.

Cabe señalar que el panorama para Luis no es positivo, ya que sufrió una lesión durante los últimos entrenamientos en Los Ángeles. Asistirá, pero no podrá competir.

De todas formas, el problema es que pese a la disciplina de ambos y tener todo lo necesario para defender los colores de Chile en la máxima cita continental, la parte monetaria casi les cuesta su asistencia.

NADIE SE HIZO PRESENTE

Compromiso de las autoridades con los deportistas poco.

Una de las madres de los judocas, Bárbara Carbonell, aseguró que lo único otorgado por la oficina de Deportes de Los Ángeles fueron los pasajes desde Los Ángeles a Santiago de ida y vuelta, un par de días antes de que los judocas viajaran, en consideración que Diario la Tribuna abordó el caso de los judocas un 10 de octubre denunciando al ex director técnico de la asociación de judo, Alejandro Covarrubias, como principal responsable que dificultó la obtención de ayuda para los jóvenes, ya que este debió rendir fondos al Gobierno Regional que ascienden caso a los 8 millones de pesos, para que la asociación de judocas en Los Ángeles pueda optar nuevamente a fondos.

Por otra parte, en entrevista para Radio San Cristóbal, el seremi de Deportes, Juan Pablo Spoerer, comentó que se pondría en  contacto con los jóvenes deportistas y sus familias para ver cómo pueden colaborar, pese al cierre de semestre. Pero las apoderadas de los judocas comentaron que no se acercó a ellas.

Con todas las posibilidades en contra, Carbonell, aseguró que para asistir tuvieron que endeudarse ambas familias, ya que con el dinero recaudado lograron pagar el hospedaje llegando sólo con lo justo al panamericano.

"Gracias a Dios pudimos dejar los pies en la calle por los chicos y llegamos al campeonato", afirmó la madre de Víctor.

Cabe señalar que sólo el director del colegio San Ignacio colaboró prestando el dinero a la familia para costear los pasajes.

 

LOS AMIGOS LO CONSIGUIERON

Los judocas ya arribaron a Ecuador y se encuentran pronto a competir. En cuanto a la actitud de su hijo, Carbonell comentó que es positiva, tranquila, pero con algo de nerviosismo.

"Se me pone ansioso, dice que tiene hambre y no lo puedo dejar comer tanto, porque no puede subir de peso para que se mantenga en su categoría".

También, comentó sobre una situación de camaradería entre los amigos, debido a que uno no podría competir en el torneo, decidió acompañar a su compañero de tatami al campeonato.

“Pensé que iría sola con Víctor al panamericano debido a la lesión de Luis, pero en el doctor, él exigió que deseaba ir a ecuador con su partner”, afirmó Carbonell. 

EL COMPROMISO CON EL MAESTRO

El sensei de los deportistas, Dagoberto Muñoz Núñez, también se refirió al esfuerzo de los padres y los jóvenes señalando que
“esto fue única y exclusivamente por su sacrificio, ellos lo dejaron todo tratando de conseguir auspicio, lamentablemente fue poco, pero asistieron”.

Asimismo, puntualizó que los judocas están conscientes de que él solicitó como maestro que mantuvieran la categoría a nivel nacional, que fueran nominados y le contaran los resultados a la vuelta. “Yo le envié sus arengas y lo único que quiero es que den todo de sí situando el nombre del país junto a la provincia en lo alto”, afirmó.

Por último, el maestro les consultó a forma de broma si me iban a traer un regalo y aseveró que “ellos me dijeron le traeremos medallas”.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
Campeonato Panamericano

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes