suscríbete al boletín diario

Noticias

La hazaña de un angelino para estar en cumpleaños de Sylvester Stallone

Ex alumno del Liceo Alemán de Los Ángeles, hoy está convertido en viral gracias a que pudo convertir uno de sus anhelados sueños en realidad: conocer personalmente a uno de los actores más famosos del mundo.


 Por La Tribuna

09-07-2018_20-42-411__6.1

Alejandro Burgos hoy despertó en Santiago de Chile, después de estar parte de la semana pasada y todo el fin de semana en Londres. No es un dato menor, porque hoy fue el fin de la mayor hazaña que había realizado hasta el momento, y nótese que es un hombre que le gustan los desafíos.

El viernes 6 de julio logró estar en la celebración de cumpleaños de su ídolo de infancia, se trata de la estrella de Hollywood, Sylver Stallone, protagonista de las sagas “Rambo” y la inolvidable “Rocky” entre otras famosas películas.

En la actualidad vive en Santiago, es casado y tiene dos pequeños hijos que conforman su feliz familia, quienes lo apoyan en todo expresó orgulloso.

“Fue maravilloso” relató Burgos, “hoy tengo 38 años pero sigo teniendo el mismo fanatismo desde la primera vez que vi sus películas, fue una oportunidad que tuvo hartas energías que fluyeron para que esto funcionara y se me diera esta posibilidad, que la verdad es que es una en un millón. Fui un afortunado por asistir a esto, era mi sueño de infancia poder conocerlo y siempre busqué oportunidades investigando donde iba a estar por la grabación de sus películas, pero nada había resultado hasta la semana pasada”.   

“CUANDO LO CUENTO ME VUELVO QUINCEAÑERO”

Apenas ha tenido tiempo para disfrutar de toda su aventura, que se gestó gracias a su permanente conexión en redes sociales con su ídolo y todo su entorno, es así como se dio cuenta en abril de este año que Stallone tuiteó que iba a participar en un evento que iba a ser en Londres, con día y fecha exacta. Me volví loco, imagínate saber exactamente donde iba a estar mi ídolo era la tremenda oportunidad”.

Así comenzó a rastrear cómo participar en ese evento, que no era lo que el realmente quería, puesto que era una cena de gala donde Stallone iba a estar sobre un escenario y los asistentes sólo iban a poder mirarlo desde una mesa. Sin embargo, tomó la oportunidad pero no se conformó con eso, se dio cuenta que aparte de ese evento se generaba otro aún más exclusivo y más íntimo. Se trataba de una cena donde podrían compartir con el ídolo de Hollywwod con otras 15 personas.

“No habían cupos, pero de tanto insistir me dejaron en una lista de espera. Finalmente, me volvieron a contactar para decirme, que no sabían cómo estaba seleccionado para participar en la cena, pero tenía que responder un formulario y por supuesto pagar por la oportunidad. Lo hice. Me dijeron que tenía que esperar, pero yo no me conformé con eso y estuve toda esa tarde insistiendo para saber el resultado”.

Fue así como Alejandro, comenzó la mayor aventura de su vida, arrendó frac, compró un exclusivo decantador de vinos de cristal (que se rompió en el aeropuerto antes de salir de Chile) y, como buen chileno también llevaba otras cosas que no estaban en el protocolo para que el famoso actor las firmara.

“SOY CHILENO IGUAL QUE ANTONIO ITURRATE”

En cuanto llegó a Londres, repuso el regalo permitido que le llevaba a Stallone, que según Burgos le encantó “cuando se lo entregué le pareció hermoso”.

Los regalos fueron al final, previo fue la cena donde estaban todos muy nerviosos, casi no hablaron pero cuando le correspondió el turno a Alejandro pese a que se desbordaba de emoción pudo romper el hielo relacionando su ciudad de origen con uno de los chilenos conocidos por Sylvester. “Soy chileno, al igual que un reconocido equitador que estuvo con usted en una de sus películas” ¿Antonio? preguntó Stallone “¡Sí! Antonio Iturrate es de Los Ángeles Chile, igual que yo” con esa frase, Burgos rompió el hielo.

Así el angelino aprovechó todas las instancias, habló con las hijas quienes le recibieron un libro que iba de regalo a su madre Jennifer Flavin y luego habló con la misma esposa de Stallone quien le ayudó a la primera de las salidas de protocolo de Burgos.

LOS REGALOS FUERA DE PROTOCOLO

Cenaron, luego la celebridad cortó la torta y entregaron los regalos, en ese momento aprovechó de sacarse más fotografías de las permitidas.

Una vez que terminó el evento, toda la comitiva se dispuso a ir a la cena de gala, sin embargo, Burgo habló con Jennifer Flavin e hicieron regresar a Stallone para que le firmara unas fotografías exclusivas “imagínate mi emoción, aunque la producción de la actividad estaba enojadísima conmigo”.

Finalmente, luego de la gala, lo siguió a su hotel para pedirle lo último “que me firmara unos guantes que son para mi hijo”. Lo logró.

CRACK HUNTER

Tal vez, cuesta comprender porque lo hizo, o tal vez, porque gastar plata en esto y Alejandro explica “yo hice lo que cualquiera haría por cumplir su sueño, luché, busqué, insistí y por supuesto jamás me di por vencido, logré conocer al ídolo de mi infancia, nada es mucho para eso el que no lo logró es porque no quiso, me endeudé como cualquiera para hacerlo” afirmó Burgos.

Pero esta hazaña, que tiene una historia feliz, no se gestó hace poco. Alejandro es un emprendedor que colecciona camisetas de los mejores jugadores del mundo como un desafío personal “cuando tenía 10 años viajaba desde Los ángeles a Santiago, cuando eran 11 horas de viaje en buses mucho menos cómodos que hoy para ver entrenar o jugar a mi equipo de fútbol favorito y tenía que convencer a guardia de seguridad que a pesar de mi edad y venía desde muy lejos para ver jugar a mis ídolos y me daba rabia que me negaran esa oportunidad”.

Así nació Crack Hunter, un emprendimiento que posee valiosas camisetas que pronto serán exhibidas al público, para deleite de los fanáticos del deporte balón pero más que nada como una lección de Alejandro Burgos a la vida “el que quiere verdaderamente, siempre puede”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes