suscríbete al boletín diario

Noticias

Se enciende una luz para 76 familias que viven a oscuras

El Comité Dame Luz que reúne a hogares de Virquenco, El Acampao, Porvenir, Tierras Nobles y Santa Fe lleva dos años luchando por lograr conexión domiciliaria para sus socios. El proyecto se ha ido entrampando, debido a la dificultad de acceder a predios privados y talar árboles por donde deben ir los tendidos eléctricos.


 Por La Tribuna

30-10-2017_19-19-211__5.1

Un total de 76 familias pertenecientes al Comité de Electrificación Domiciliaria Dame Luz de la comuna de Los Ángeles, literalmente, comienzan a ver la luz al final del túnel.

 

Se trata de hogares que en pleno siglo 21 por las noches siguen alumbrándose en forma casera, con velas, linternas o lámparas a pilas o recargables y uno que otro artefacto del pasado.

 

Una situación que debió haber cambiado hace algún tiempo, permitiendo a estos hogares contar con algo que nos parece tan básico en estos días como es disponer de una conexión eléctrica domiciliaria. Sin embargo, por razones técnicas, eso ha sufrido aplazamientos, según comentó la presidenta del comité que agrupa a estas 76 familias, Eliana Grandón.

 

La dirigente repasó con Diario La Tribuna lo que ha sido la lucha que han dado estos dos últimos años para conseguir el anhelado servicio de tener electricidad en sus hogares, detallando en primer lugar que las familias que postulan al beneficio pertenecen a los sectores de Virquenco, El Acampao, Porvenir, Tierras Nobles y Santa Fe, la mayoría gente de escasos recursos.

 

Luego comentó que para hacer realidad este sueño, tuvieron que formar el comité que preside y postular un proyecto a la Municipalidad de Los Ángeles que contó en su oportunidad con el apoyo del alcalde Esteban Krause.

 

“Nos ganamos el proyecto y salió por 44 millones y algo”, especificó, monto que se obtuvo, dijo, con un aporte del 20 por ciento de los vecinos y del 80 por ciento de la municipalidad.

 

La dirigente explicó que los dineros están destinados al pago de Coopelan, para que lleve a cabo los trabajos de instalación de postes, cableado y bajada a domicilio en los diferentes sectores involucrados, labor que ha sufrido retrasos debido a la gestión que deben realizar los mismos interesados para poder obtener las autorización respectivas de particulares que deben ceder franjas de terreno por donde pasarían los tendidos eléctricos, para lo cual se hace necesaria la tala de varios árboles.

 

“Cuando se hizo el proyecto, supuestamente, eran cinco metros por lado que tenía que estar despejado, por donde iba a ir la línea. Después de esos cinco metros por lado nos pidieron 10 metros por lado, nos hicieron rozar, nos hicieron cortar árboles. Pero, ahora no nos están pidiendo los 10 metros, están pidiendo 20 metros por lado”, contó Eliana Grandón.

 

Esta situación, prosiguió la dirigente, ha acarreado problemas con varios miembros del comité que ya habían procedido, previa autorización de los respectivos dueños, a gestionar el corte de cierta cantidad de árboles en predios particulares.

 

Lo anterior lo graficó contando la historia de una integrante de la agrupación que “echó abajo como 90 árboles de otros vecinos, porque por ahí iba a ir la línea y resulta que ahora quieren que eche abajo una cortina de eucaliptus que son como dos mil y tanto ejemplares. Resulta que, si no pasa la línea por ahí, ¿quién va a pagar esos árboles?, porque ahora los dueños le dijeron que si no pasaba por ahí tenía que pagarlos. ¿De dónde va a sacar plata ella ahora para pagar los árboles?”, planteó preocupada la presidenta del Comité de Electrificación Domiciliaria Dame Luz.

 

Para entender los nuevos requerimientos que la empresa eléctrica a cargo les ha efectuado a los vecinos para poder avanzar en el proyecto, hay que señalar que tras los incendios forestales del verano, los organismos pertinentes robustecieron la ley y con ello las medidas de seguridad exigibles para que las distribuidoras de energía mantengan alejados sus tendidos de plantaciones y bosques.

 

Al respecto y como parte interviniente en el proyecto, el alcalde de Los Ángeles, Esteban Krause, aclaró que “Coopelan está disponible para la instalación de estas líneas, pero nos han explicado que ante la situación que hoy en día se está viviendo respecto a los últimos temas de incendios forestales, ellos requieren que la línea, no por exigencia de ellos, sino de la Superintendencia de Electricidad y Combustible, que la línea donde se va a instalar esté absolutamente despejada de vegetación, principalmente, y que tengan acceso libre a su espacio donde van a obtener esta electrificación”, puntualizó.

 

“Las complicaciones que ha habido ahí es que algunos vecinos no quieren que se les corte sus árboles y algunos vecinos quieren que se les page el corte de esos árboles”, comentó el jefe comunal.

 

Afortunadamente, tras una última reunión en terreno sostenida por la presidenta del Comité de Electrificación Domiciliaria Dame Luz, Eliana Grandón, junto a profesionales de la Secretaría de Planificación de la Municipalidad de Los Ángeles y de la empresa Coopelan, se lograron acuerdos que van en el sentido de avanzar en el proyecto en aquellos sectores donde las gestiones de tala de árboles va mucho más adelantada.

 

Mediante documento facilitado por la dirigenta, donde se establecieron una serie de acuerdos con las partes intervinientes en el proyecto, se menciona que Coopelan avanzará en un serie de obras necesarias para completar el proyecto, en distintos puntos donde se requieren ejecutar trabajos, como son la instalación de una subestación, la construcción de líneas interiores y la colocación de empalmes, entre otras labores, quedando a la espera de que el municipio local dé su visto bueno a “modificaciones propuestas para formalizar el reinicio de los trabajos”, según se lee.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
comitéCoopelandame luzelectrificación

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes