domingo 25 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Los Ángeles

Camino de superación: juventud que huye de las drogas

El centro de apoyo terapéutico Kitralhue actualmente atiende a más de treinta casos derivados desde Sename y otros organismos, que conviven con esta realidad.


 Por Marcela Vidal

8.1

“Es difícil decir cómo llegue a las drogas o cómo terminé acá pero si recuerdo bien que todo comenzó como una curiosidad. Si pudiera definirlo”.

De esta manera resume su paso por el camino de las drogas Benjamín, quien a sus 19 años se rehabilita de esta condición, que lo llevó a estar inclusive en la calle y hoy entre otros 30 jóvenes que se rehabilitan en el centro Kitralhue de la fundación Betzaida, donde celebra junto a su madre y su carga emocional, haber logrado dejar de ser un dependiente del consumo de sustancias ilícitas.

Mundo en el que se vio inserto desde que tenía tan sólo 14 años, así como otros miles de casos que se viven en nuestro país y la provincia, donde la dependencias de drogas de variados tipos se ve exponencialmente en aumento, según indican diferentes profesionales que día a día combaten esta realidad. 

Sobre el inicio por el camino de la adicción, este angelino comentó con un valor indudable que esta fue una de las peores experiencias que le tocó vivir.

“Esto me llevo a la perdición, tuve muchos problemas, llegue a estar en la calle mucho tiempo, me sumí en el abandono y gracias al trabajo de mi madre y a los profesionales que me ayudaron pude seguir adelante”.

Historias como éstas, son las que vive dicho centro que en sus doce años cumplidos el pasado martes 23, enfrenta a cabalidad diariamente en su rol de uno de los centros a nivel provincial que trabaja con casos derivados de Sename y otros organismos, que buscan erradicar la drogadicción y alcoholismo.

DOCE AÑOS DE COMBATE

Sobre el trabajo que se realiza en este centro ubicado en la capital provincial, Benjamín explicó que a este lugar le debe mucho, ya que luego de ser derivado formando parte del programa de libertad asistida, comenzó una etapa de superación constante que ha durado hasta la actualidad.

“Estuve en tratamiento en el hospital, después me dieron de alta y acá llegue en octubre del año pasado estuve como dos años sin consumir y ahora estoy en abstinencia. Porque en este lugar y con el apoyo de los profesionales que aconsejaban no volví a cometer los mismos errores” dijo este joven a Diario La Tribuna.

Respecto del trabajo que se realiza en este lugar, una de sus colaboradoras, la psicóloga Angélica Rodríguez, explicó que para ella esta es una labor que la enorgullece, por ser un trabajo que requiere constante perseverancia, tanto de ellos como profesionales como de la sociedad en general.

“Trabajar en este centro es satisfactorio, cada vez que vemos una familia que se reúne y empieza a recuperar su vida. Porque las drogas afectan e intoxican no sólo a la persona, sino que a todo su contexto y este trabajo nos ha permitido tener la satisfacción profesional de que se ejerce clínicamente con calidad sino también a nivel humano, si es muy importante participar y ver el deber cumplido”.

Referido al tema de los índices que se aprecian a nivel provincial, la profesional comentó que en su paso ha observado un aumento progresivo de estos problemas, lo que significa que se debe aumentar el trabajo en el entorno social, ya que cada día las drogas están a mayor alcance de los ciudadanos más jóvenes.

De igual manera, el hermano Juan Daza comentó que “en este nuevo aniversario agradecemos a las autoridades en este trabajo, de rehabilitación que no es fácil pero cuando se hace con equipo comprometido se logran buenos resultados, el trabajo que nosotros hacemos es ambulatorio con más de treinta familias donde vemos resultados positivos siendo arduo para la provincia pero con algunos resultados positivos”. 

UNA SALIDAD DE ESTE DOLOROSO CAMINO

Sobre este panorama y el trabajo de los centros integrales, el seremi de Justicia Sergio Vallejos comentó que “es esencial el trabajo de estos centros, el consumo de droga y de alcohol tiene una relación directa con la comisión de ilícitos particularmente para vender cosas robadas para obtener dinero para consumir así que la disminución en el consumo la mejora en su condición va en directa relación con la disminución de la reincidencia y con un aumento en la seguridad de la población”.

Belén Romero terapeuta ocupacional de este lugar, manifestó que actualmente el programa, tiene una duración de un año, donde se van viendo los avances o retrocesos que tienen las personas, para llegar a un egreso definitivo.  

En este ámbito, la profesional manifestó que “lo ideal es que si un joven es egresado por el área terapéutica queden anclados a la red generalmente se realiza una derivación a la red de salud primaria con la idea de que los chicos no queden sin un dispositivo o no queden al aire, queden siempre anclados a un dispositivo psicosocial que pueda brindarle apoyo si es que fuese necesario”.

Ejemplo que actualmente es llevado a cabo por Benjamín, quien dice que este es un camino que ha sido guiado por este centro y su madre, a quien recuerda en todo el proceso gracias a su fortaleza innata.

“En este centro me han ayudado como mi madre, quien nunca ha bajado los brazos. Sé que fue doloroso, pero no se dio por vencida y gracias a ello, acá estoy, luchando cada día con más ganas y más proyectos” puntualizó joven quien terminó su educación media y hoy fija otro objetivo, estudiar mecánica industrial.


  • Compartir:
etiquetas
drogaJóvenesrehabilitacion

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes