lee nuestro papel digital

Identidad

Definitivo: en noviembre parten obras de restauración de la capilla del hospital

La empresa a cargo de las obras de restauración será la Sociedad Constructora Reving Limitada, que se adjudicó la licitación pública al ofertar la ejecución de las obras por un monto de más de mil 813 millones de pesos.


 Por Juvenal Rivera

10, CapillaHospital

Ya hay una fecha definitiva. El Ministerio de Obras Públicas (MOP) informó que en noviembre deberían iniciarse los trabajos de restauración de la capilla del Complejo Asistencial “Dr. Víctor Ríos Ruiz”.

El recinto religioso resultó con severos daños a raíz del terremoto de febrero de 2010 que, incluso, hicieron temer por su demolición completa, pese a tratarse de un establecimiento que tiene la condición de monumento histórico nacional.

El anuncio del inicio de obras se produce después de la serie de demoras en el enrevesado proceso para obtener los recursos y en la definición de la empresa que se hará cargo de las faenas.

Si bien la Agrupación de Reconstrucción y Restauración de la capilla San Sebastián inicio las gestiones a poco de hacer ocurrido el cataclismo para tramitar una solución pronta al patrimonial recinto, debieron pasar más de 12 años para que tenga la certeza que la estructura será reparada.

La empresa a cargo de las obras de restauración será la Sociedad Constructora Reving Limitada, que se adjudicó la licitación pública al ofertar la ejecución de las obras por un monto de más de mil 813 millones de pesos.

De acuerdo al cronograma del proyecto de restauración, las faenas debieran final en 600 días (20 meses) para concluir a principios de 2024.

Lo anterior fue posible gracias a la gestión de voluntades en instancias regionales y nacionales para gestionar el financiamiento necesario para recuperar el recinto patrimonial.

ESPACIO CENTRAL

Las obras del nuevo hospital de 1953 y del proyecto de normalización iniciado a fines de los ’90, relegaron la capilla a un patio interior, sin conexión directa con la avenida Ricardo Vicuña o la calle Los Carrera.

Sin embargo, existe un documento elaborado en 2010 por un equipo de arquitectos, que está en manos del Servicio de Salud Biobío, el cual busca otorgar mayor presencia e importancia al recinto religioso dentro del complejo de edificios del establecimiento asistencial.

La idea es generar un espacio central que se transforme en el corazón articulador del esquema funcional del conjunto de edificaciones, en cuyo centro se sitúa la capilla, la cual se acerca a una de las circulaciones de conexión en su fachada oriente por medio de una galería vidriada que conectará al CDT y, a su vez, al acceso principal por la avenida Ricardo Vicuña.

De esta manera, “el nuevo espacio central reconoce a la capilla en su carácter de edificio monumento, aislándolo y mostrándolo íntegramente ya que todos los bordes norte, oriente y poniente de este espacio central corresponden a galerías de circulación”.

Aunque el artículo 44 del plano regulador de Los Ángeles pide 15 metros de distancia en todas las caras del edificio patrimonial, se propone que la cara oriente tenga solo 4,6 metros “a fin de reconocer que el edificio, en esa proximidad, es un boulevard vidriado de doble altura, netamente de circulación, y que permitirá el acceso a la capilla desde el pórtico norte, recorriendo la edificación”.

MONUMENTO HISTÓRICO

La capilla original del Hospital San Sebastián de Los Ángeles, fundado por la Municipalidad en 1867, fue construida una década más tarde (1877).

Inicialmente fue conocido con el nombre de Hospital de la Caridad, hasta que en 1876 su nombre fue cambiado por el de San Sebastián, como se le conocería por muchas décadas. Los daños estructurales causados por terremotos en la capilla obligaron a su reconstrucción a comienzos del siglo XX.

La capilla actual fue construida entre 1916 y 1924 y se realizó en adobe, madera y cimientos de piedra. Con la construcción del nuevo hospital, en 1953, la capilla perdió su comunicación directa con la calle Los Carrera al quedar confinada dentro del recinto hospitalario.

Sin embargo, aquello no le restó importancia a su valor patrimonial al punto que, en 1989, la capilla fue declarada Monumento Histórico por su calidad arquitectónica y su relación con la historia de la ciudad.

Fue un esfuerzo realizado por el médico Wladimir Sánchez y el arquitecto Osvaldo Cáceres, con lo que Los Angeles pasó a tener un segundo recinto con protección patrimonial, sumándose al fuerte de San Carlos Purén.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
capilla hospitalComplejo Asistencial Dr. Víctor Ríos RuizLos AngelesMonumento Histórico Nacionalpatrimoniorestauración
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes