lee nuestro papel digital

Educación

Colegios del Biobío realizan jornadas de reflexión para fomentar la educación no sexista

En conversación con radio San Cristóbal, la seremi de Educación del Biobío, Elizabeth Chávez, explicó el proceso de recopilación de opiniones de la comunidad educativa, para luego ejecutar el proyecto de Ley de Política Nacional de Educación en Afectividad y Sexualidad Integral.


 Por Camila Celis

pexels-thisisengineering-3862130-1-864x576

Dos jornadas Hacia una Educación no Sexista se han realizado en distintos establecimientos educacionales de la región del Biobío.

Esta iniciativa se enmarca en el proceso participativo del proyecto de Ley de Política Nacional de Educación en Afectividad y Sexualidad Integral, y está dirigida a estudiantes de prekínder a cuarto medio, madres, padres, apoderados y trabajadores de la educación.

Los resultados de las opiniones de los participantes tendrán incidencia en el diseño del proyecto de ley ya mencionado que presentará el Ministerio de Educación.

En las actividades pueden participar todos los establecimientos educacionales del país –tanto municipales como subvencionados y particulares-. Las jornadas de reflexión voluntarias se pueden realizar hasta el 18 de noviembre de este año.

En entrevista con radio San Cristóbal, la seremi de Educación del Biobío, Elizabeth Chávez, explicó que “se desarrolló la segunda jornada de reflexión que realizamos como Ministerio de Educación. La primera se efectuó en el mes de abril, cuando se iniciaron las conversaciones sobre este tema, y la segunda tuvo dos objetivos: Primero que los establecimientos educacionales desde kínder a cuarto medio puedan conversar sobre la educación no sexista con una metodología adecuada a su edad y etapa de desarrollo, para que las respuestas que nos den los niños, familias, profesores y asistentes de la educación formen parte de una ley que estamos haciendo sobre afectividad y educación sexual integral”.

Destacó que este es un acto voluntario pero muy importante “porque el tema de la sexualidad y afectividad viene principalmente de la familia. Nosotros como Ministerio lo que queremos es aportar, acompañar y elaborar esta ley que vamos a mandar al parlamento a fines de año, y es importante tener las opiniones de las comunidades educativas sobre esta ley”.

En cuanto al trabajo metodológico, Chávez detalló que “las opiniones las obtenemos desde un trabajo educativo que se está haciendo. Por ejemplo, en el segundo ciclo básico a los niños se les hace un taller donde tienen que hablar sobre el patio justo, porque muchas veces en los patios de los establecimientos educacionales están los niños jugando fútbol y las niñas están alrededor mirando. Lo que queremos es que estén todos jugando fútbol o el deporte que quieran. Los niños están opinando sobre esto”.

En la misma línea, agregó que “en los niños más pequeños la pregunta está relacionada a un cumpleaños donde hay dos hermanos mellizos -Mica y Mico-. A ella le regalan muñecas y a él una pelota, y justamente en las escuelas donde yo he estado, los niños opinan y preguntan por qué a Mica no le regalan una pelota, o por qué a Mico no le regalan una muñeca. La idea es ir desde la experiencia de los estudiantes, recoger sus opiniones para que esta ley tenga esos principios básicos”.  

“Como Ministerio nosotros estamos acompañando a las familias. La familia es la primera educadora y la ley nunca va a ir sobre lo que las familias están opinando. Ahí tiene que ver el respeto, la igualdad, desarrollo integral y respeto a la integridad de su vida”, expresó.  

En relación a los puntos más importantes que se van a considerar para estructurar el proyecto de Ley de Política Nacional de Educación en Afectividad y Sexualidad Integral, la autoridad mencionó que “tienen que ver de acuerdo a la formación y edad de las personas. Primero que se formen como niños y niñas, con su lenguaje, género, opción sexual y manera de ver la vida en igualdad de condiciones. Hablamos del consentimiento, es decir, al derecho a decir que si o no todos y todas, y en general a todos los aspectos de la vida”.

Respecto al estado actual del país en cuanto a educación no sexista, indicó que “yo creo que estamos en un proceso de conversación. Hoy retomamos este tema y con la experiencia que he logrado tener hay una gran capacidad de ver la sexualidad como algo normal, todo es parte de la vida y no se lo cuestionan. Son los adultos los que cuestionan”.

Estas jornadas se pueden realizar hasta el 18 de noviembre de manera voluntaria.

A modo de llamado, la seremi expresó que “es un acto voluntario pero yo invito a los apoderados a solicitar al establecimiento que se desarrollen estas actividades porque son cortas. Es completar una pauta y enviarla al correo electrónico que está en el sitio del Mineduc para tener esta información”.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
EducaciónigualdadIgualdad de género
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes