lee nuestro papel digital

Editorial

¿Censura?


 Por La Tribuna

El lunes, a través de diversos medios de comunicación nacional, se divulgó que TVN había decidido sacar a Matías del Río de la conducción del programa político “Estado Nacional”, que se emite todas las noches de los domingos y donde compartía pantalla con Constanza Santa María.

El hecho, que pudo haber sido un tema netamente editorial o interno de dicho medio de comunicación, escaló hasta ser noticia debido a las versiones contrapuestas respecto al origen real de la salida de pantalla del periodista.

Por un lado, y en términos oficiales se indicó que el canal quería “proteger” al rostro, quien era víctima de múltiples ataques en redes sociales, a quien catalogaban de “facho” y de “extrema derecha”.  “Se han tomado decisiones, que fueron tomadas por el director de prensa del canal (Pablo Badilla), quien obviamente tiene que dar las respuestas de las decisiones que se han tomado. Hay un cariño tremendo por Matías, que es un amigo personal mío, y además apreciamos mucho su trabajo periodístico”, sostuvo su compañera de escena, Constanza San María.

No obstante, con el correr de las horas, salieron a la luz declaraciones que daban cuenta que la decisión, no tenía relación con un tema editorial, sino más bien con una decisión del canal, sino más bien un tema de censura.

Los jefes de las bancadas de Chile Vamos ingresaron a la Cámara un proyecto de acuerdo con el que buscan representar al Presidente Gabriel Boric, su preocupación por el hecho señalando que “la Cámara de Diputados, en el ejercicio de sus atribuciones fiscalizadores, viene en representar al Presidente de la República su preocupación por los eventuales hechos constitutivos de censura al interior de Televisión Nacional de Chile y sus consecuencias en el ejercicio de la libertad de prensa del canal de todos los chilenos”, se lee en el texto.

Una situación que no puede quedar sin análisis ya que si bien la labor periodística debe ser siempre imparcial y objetiva, esto no quita que un profesional de las comunicaciones tenga una postura política.  Lo que sí es claro, que dicha postura no debe incidir en su trabajo, ni mal utilizarse.

Los medios tienen líneas editoriales que los profesionales deben seguir y ese es el parámetro con el que debieran ser medidos.  En el caso de TVN, es un canal con un rol público, y la labor periodística debe basarse entonces en el pluralismo de la información que entrega a todas y todos los chilenos.  Cualquier intento de censura, si es que fue el caso, atenta fuertemente la libertad de expresión, y de prensa.  Y sin lugar a dudas, es una situación que debe transparentarse.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
BoricCensuraTVN
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes