suscríbete al boletín diario

Editorial

Cuidémonos entre todos


 Por La Tribuna

Chile está ad portas de conmemorar un nuevo dieciocho de Septiembre, fecha en la que celebramos fiestas patrias y nos damos espacio para compartir con nuestra familia y cercanos, empaparnos de las tradiciones nacionales, disfrutar de una buena mesa y festejar como “Dios manda”.

Es una efeméride esperada por todos, que además coindice con el cambio de estación, por lo que marca un hito en el desarrollo del año, que en esta ocasión nos ha golpeado como nunca a raíz de la pandemia del coronavirus, que nos ha limitado desde lo más básico, que es respirar libremente.

Pensando en lo que viene, el gobierno anunció el “Plan Fondéate en Casa”, que da más libertades para que las personas celebren, permitiendo el desplazamiento para congregarse en espacios cerrados y abiertos, con un máximo de cinco y diez individuos (ajenos al domicilio).

En las zonas en cuarentena y transición, se deberá solicitar un permiso especial, con duración de seis horas para estos efectos, dejando al libre albedrío de la población la posibilidad de salir, en escenario de crisis sanitaria, y en territorios donde las tasas de incidencia son altas.

Cuando se requiere justo una señal en la dirección contraria a la que se está dando, la premisa ahora tendrá que ser cuidémonos y protejámonos entre todos, porque definitivamente la autoridad no está velando por la ciudadanía, al dar mensajes poco consecuentes.

Voces al interior del mismo oficialismo lo dicen, de hecho fue el propio Intendente de Biobío Sergio Giacaman quien llamó al Ministro de Salud a reevaluar la medida, por ser “permisiva y contradictoria”, especialmente en zonas donde los contagios lejos de disminuir, aumentan de forma sostenida.

Ya son seis meses desde el primer caso de Covid-19 en Chile, hemos tenido que aprender a vivir separados, probablemente es lo que más nos pesa, sin embargo hay familias que han tenido resignarse a la perdida de uno de los suyos. Ya son más de 15 mil compatriotas víctimas de esta enfermedad.

¿Tenemos motivos para celebrar? Que estamos con vida, seguro. Pero hagámonos la idea en que no podremos festejar como otros años, porque hacer compras derivará en aglomeraciones, reunirnos en familia y pedirnos que no nos abracemos o besemos será imposible, desplazarnos ya implica un riesgo, y finalmente todo podría ser un eventual peligro.

No habrá fiscalizadores para cada casa, ni para cada persona, no disponemos de miles de Carabineros o policías para custodiar el cumplimiento de la normativa, por eso, cuidémonos nosotros primero, para proteger al del lado, y resguardarnos entre todos.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes