suscríbete al boletín diario

Editorial

Un camino sin retorno


 Por La Tribuna

Ya es un hecho indiscutible que el cambio hacia la producción de energías más limpias es un camino sin retorno, del cual también es parte la región y, particularmente, nuestra provincia de Biobío.

Sólo en las últimas semanas fueron ingresados cinco nuevos proyectos energéticos al Servicio de Evaluación Ambiental por un monto de US$37 millones. Todos a ejecutarse en la provincia de Biobío. Se trata de los proyectos Parque Solar don Martín II;  Parque Fotovoltaico Trupán; mini central hidroeléctrica El Portal; la minicentral Huequecura y el quinto proyecto energético de transmisión denominado Línea de Alta Tensión Piedra Amarilla, iniciativas que se suman a los ya en ejecución hace un par de años en distintas comunas de nuestra zona.

El día de ayer, el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet afirmó que ahora el gobierno inicia el proceso a la llamada transición justa. “La transición hacia una matriz energética más limpia y nuestro compromiso hacia la carbono neutralidad al 2050, es una tremenda oportunidad para mejorar la calidad de vida de los chilenos, pero no hay que olvidar que en estas zonas muchas personas están vinculadas laboralmente a estas centrales, por lo que debemos resguardar los derechos de los más vulnerables: aquellas personas y familias que han entregado tanto por nuestro país”, declaró el secretario de Estado.

El gobierno anticipa que para la elaboración de esta estrategia de transición se llevarán a cabo instancias de participación y diálogo, que convocarán a diversos actores de la sociedad, gobiernos locales y representación sindical, empresas, ONGs y organizaciones de las comunas involucradas.

“Entre diciembre del año pasado y hoy, se ha adelantado la fecha de cierre de ocho centrales a carbón en zonas altamente industrializadas. Para el 2024 esperamos que ese número se incremente a 11, las que representan el 31% de la capacidad de generación a carbón. Es un imperativo ético que abordemos la descarbonización con especial cuidado y preocupación por las comunidades de las zonas donde están ubicadas dichas centrales”, explicó el ministro Jobet.

El tema forma parte de las prioridades definidas de aquí a las próximas tres décadas, ante lo cual la ministra Carolina Schmidt, explica que “para establecer metas intermedias camino a la neutralidad 2050, Chile presentó la actualización de su NDC, entre cuyos seis ejes de acción, destaca la incorporación por primera vez de un pilar social que permea los compromisos de mitigación, adaptación e integración, estableciendo un proceso de transición justa que resguarde los derechos de los más vulnerables en el proceso de descarbonización de la matriz energética”.

En ese sentido, lo ocurrido con los nuevos proyectos energéticos ingresados a tramitación ambiental pone de manifiesto que la provincia de Biobío es vanguardia en un tema fundamental para definir nuestro modelo de desarrollo en las próximas décadas. Las iniciativas que utilizan los recursos renovables, como el agua, el viento y la luz solar, suman y siguen merced a una riqueza impensada hace algunos años en que las opciones eran, básicamente, seguir generando en base al petróleo y sus derivados.

Sin duda que una gran noticia para una zona que le está mostrando al resto del país cómo se debe hacer la transición en este camino sin retorno hacia las energías limpias.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes